Política

Errejón inicia en la Comunidad de Madrid un “repliegue territorial” para ganar espacio

logo
Errejón inicia en la Comunidad de Madrid un “repliegue territorial” para ganar espacio
Iñigo Errejón, secretario de Análisis Estratégico de Podemos.

Iñigo Errejón, secretario de Análisis Estratégico de Podemos.

Resumen:

El anuncio de la candidatura de Íñigo Errjeón a la Presidencia de la Comunidad de Madrid al mismo tiempo en que el Consejo Ciudadano de Podemos elegía la nueva ejecutiva no es una coincidencia casual. Encabezar un proyecto que plante cara al Gobierno de Cristina Cifuentes es desde hace meses el plan B de Errejón, y llegó a ponerse sobre la mesa ya hace dos años, antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2015, aunque finalmente la opción fue descartada a favor de José Manuel López, que fue el candidato autonómico.

En esta ocasión la intención de Errejón sí es hacerla efectiva tras alcanzar un pacto con Pablo Iglesias por el que el secretario general le apoyaría en la empresa después de reducir significativamente su presencia en los órganos estatales. Una opción que responde también a una estrategia de “repliegue territorial” del errejonismo tras el desplazamiento sufrido en el ámbito estatal después de Vistalegre II, explican fuentes próximas al hasta hoy secretario político.

Esta opción se llegó a contemplar en 2015, aunque fue finalmente descartada

La posibilidad de ser candidato a la Comunidad de Madrid estaba planteada, pero ha quedado durante meses en un segundo plano. Este asunto se ha vuelto a poner sobre la mesa en las últimas semanas, más aún tras la derrota de Íñigo Errejón en la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II. El errejonismo se ha visto desplazado a nivel estatal del partido, lo que ha hecho necesario contemplar otros escenarios de actuación. A esto se añade la difícil convivencia en un mismo espacio de los dos principales liderazgos del partido después de la dura campaña precongresual, donde Pablo Iglesias y Errejón marcaron aún más sus diferencias y tras la cual se presenta como opción efectiva dividir fuerzas y desarrollar proyectos distintos.

En este punto, el tercero en discordia es Ramón Espinar, recién elegido secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid. Una vez explorada, esta posibilidad fue comunicada al dirigente, que habría sido en un primer momento el candidato natural en la Comunidad de Madrid y que tendrá que renunciar a su hipotética candidatura a favor de Errejón. Una vez concluido el Consejo Ciudadano de este sábado y ya constituido el nuevo Podemos, el líder morado en la región atendió a la prensa y confirmó que “en conversaciones privadas” Errejón habría mostrado interés en encabezar la candidatura madrileña.

Espinar condicionó la unidad a la candidatura del que fuera número dos en la región, vinculando de alguna manera la conformidad de ambas partes –pablistas y errejonistas– a este movimiento. “Que Errejón sea candidato a la Comunidad de Madrid garantiza la unidad en Podemos y estoy contento porque así sea”, señaló Espinar, que mostró su apoyo al futuro candidato, no sin cierta resignación: “Si Íñigo Errejón tiene la ambición legítima de liderar Podemos en la Comunidad de Madrid, tiene que tener a la organización detrás”. El también portavoz de Podemos en el Senado ha asegurado que esta decisión también responde al “mandato” de la Asamblea Ciudadana, por el que “Iglesias tiene que llevar el timón del proyecto pero que las otras sensibilidades tienen que tener otros espacios en Podemos”.

Errejón aboga por poner “a pesos pesados” liderando candidaturas en las próximas autonómicas

Y esa precisamente es la idea de Íñigo Errejón, que se lanzará personalmente a la conquista por Madrid, pero que tratará de ganar enteros territoriales en las comunidades autónomas afines como Madrid, País Vasco o Murcia. Errejón ni confirma ni desmiente su posición al respecto, pero sí enmarca el “objetivo estratégico 2019”: ganar las elecciones autonómicas. “Al PP no se le derrota en las próximas elecciones generales (previstas para 2020) se le comienza a derrotar antes”, señaló Errejón, que a partir de ahora será secretario de Análisis Estratégico del partido. “Redoblamos la apuesta, vamos a poner toda la carne en asador para este objetivo”, ha detallado, a la vez que ha reconocido que habrá que poner “pesos pesados” y “apostar fuerte” por las autonómicas, aunque ha preferido no anunciar su posición: “Todavía no hemos llegado a ese momento, lo tendrán que decidir los inscritos”.

Pablo Iglesias, después de la reunión de la nueva dirección de Podemos, se mostró abiertamente a favor de esta posibilidad: “Me encantaría que lo hiciera”, señaló. “Íñigo es un candidato ganador allá donde se presente”, proclamó el líder de Podemos. “Ojalá apueste por encabezar una candidatura y ganar unas primarias para ganar después la Comunidad de Madrid”. Aunque Iglesias ha advertido de que los inscritos votarán finalmente al candidato, sí ha querido lanzar un aviso al PP, señalando que Podemos va a contar “con la mejor candidatura para desalojarles del Gobierno de la Comunidad de Madrid”.

El entorno errejonista confirma la intención de ocupar espacios a nivel autonómico. Después de que el sector haya perdido enteros en el escenario estatal, creen que la mejor salida posible es iniciar un “repliegue en los territorios”, empezando por la Comunidad de Madrid, donde hay una mayoría afín a Errejón en el grupo parlamentario pese a la dirección pablista de Espinar.

La finalidad sería, por una parte, poder tener espacios dentro del partido más allá de la ejecutiva y por otra desarrollar sobre el terreno el proyecto errejonista, para así poder trasladar a lo concreto la idea que quieren para el país, reseñan fuentes afines a Errejón. Sin embargo, esto se contempla como una opción, puesto que, añaden, tendría que abrirse un proceso de primarias en la Comunidad, aunque dan por seguro que, en caso de presentarse, el que fuera secretario político no tendría contestación.

logo
Volvo y el resultado de dar un paso atrás a tiempo