Como cada trimestre, Bankinter abre la temporada de presentación de resultados trimestrales de la banca, un sector que atraviesa sus horas más bajas, en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos, debilidad del crédito, pérdida de rentabilidad, presión regulatoria y reconversión tecnológica, entre otros factores que lastran su cuenta de resultados.

Pero, ¿cuánto van a ganar realmente las entidades financieras en el tercer trimestre del año y hasta septiembre?

El consenso de mercado de FactSet, elaborado a partir del cálculo de la media estimada por los principales analistas que siguen cada banco, muestra que el tercer trimestre del año ha sido, en general, un periodo complicado para el sector. De hecho, durante las últimas semanas, muchas firmas de análisis han ido recortando paulatinamente sus estimaciones de BPA (Beneficio por Acción) para el resultado logrado por los bancos entre julio y septiembre.

En términos agregados, los bancos del Ibex ganan en los nueve primeros meses de este año prácticamente lo mismo que el anterior: 9.800 millones de euros, según FactSet. Centrando la cifra en el tercer trimestre, la cifra de 2016 duplica la del año pasado, pasando de 1.600 a 3.200 millones, ya que recoge el efecto de operaciones extraordinarias de BBVA en 2015.

Mercados desafiantes para Santander

Según el citado consenso, Santander registrará un beneficio neto atribuido de 1.585 millones de euros en el tercer trimestre, un 20% más que el trimestre anterior. En los primeros nueve meses de este año, el grupo ganaría 4.496 millones, un 12% menos que los 5.106 millones que logró hasta septiembre de 2015.

Los expertos destacan que, aunque el grupo que lidera Ana Botín ha evolucionado positivamente en los últimos meses, los fundamentales de algunos de los mercados en los que opera siguen siendo complicados.

En España la Cuenta 123 está generando presión en la cuenta; en Reino Unido, Santander hace frente a las incertidumbres del Brexit; en Brasil, el entorno macroeconómico y político sigue siendo un reto, y en EEUU ha suspendido en varias ocasiones el test de estés de la Reserva Federal. Por otro lado, algunos analistas señalan que la entidad está justa de capital frente a sus homólogos de la Unión Europea. En junio, Santander tenía un 10,4%, por debajo del 11% de media de sus competidores.

El efecto divisa en BBVA

Por su parte, BBVA verá reflejada en sus cuentas la exposición a Latinoamérica, donde el tipo de cambio de divisa, la incertidumbre macreconómica y la caída de la actividad de trading le pasan factura. El consenso augura un beneficio neto atribuido de 846 millones para el tercer trimestre, que supone un 24% menos que en el segundo trimestre, pero si se toma como referencia el acumulando en los nueve primeros meses de 2016, el banco registraría un resultado de 2.660 millones de euros, un 56% más que los 1.702 millones que ganó en el mismo periodo de 2015.

Esta importante subida responde a que, en en el tercer trimestre del año pasado, BBVA sufrió el impacto de operaciones extraordinarias, como la compra de Garantí, que redujeron con fuerza su resultado. Ahora, por este efecto, las cuentas reflejan una fuerte subida.

En términos de capital, BBVA podría mostrar cierta debilidad en el trimestre, por el impacto de las divisas y el cálculo de los activos de riesgo en Turquía, tras haber sufrido en septiembre la rebaja de ráting de la deuda a largo plazo a bono basura por parte de la agencia de calificación Moody´s.

CaixaBank mantiene el tipo

Otro gigante de la banca, Caixabank, logrará un beneficio neto de 277 millones de euros en el tercer trimestre de 2016, según el consenso de FactSet, un 27% por debajo de los 365 millones que ganó en el segundo trimestre de este año. Hasta septiembre de este ejercicio, el grupo catalán registraría un resultado neto acumulado del 915 millones, un 8% por debajo de los 996 millones que ganó en los nueve primeros meses del año pasado.

El consenso espera que CaixaBank se comporte mejor que sus competidores en términos de ingresos y que la concesión de crédito se mantenga en la senda positiva. En el tercer trimestre, sufrirá el impacto de la reestructuración de la plantilla: 400 empleados se prejubilarán al final de este año, con un coste para el banco de 125 millones de euros. CaixaBank mantiene su previsión de reducir la base de costes en 4.000 millones hasta 2018.

Bankia, en el punto de mira

La nacionalizada Bankia reflejará en sus resultados del tercer trimestre la caída de sus ingresos, afectado, especialmente, por el retroceso del euribor. El consenso estima que gana 236 millones de euros en este periodo, lo que supone un 3,6% por debajo de lo que se anotó en los tres meses precedentes. En el acumulado de los nueve primeros meses del año, el consenso de FactSet prevé un beneficio neto de 717 millones de euros, un 16% menos que en el mismo periodo de 2015, cuando se anotó un resultado de 855 millones.

Sabadell, vulnerable a la libra

Los resultados de Sabadell evidenciarán la caída de la libra en Reino Unido, mercado al que tiene exposición a través de su banco TSB, y la renegociación de las cláusulas suelo en sus hipotecas. Como punto positivo, es previsible que las pérdidas por el deterioro de los activos empiecen a normalizarse en el tercer trimestre de este año, aun siendo significativas. «Sin tener en cuenta el deterioro de activos, Sabadell sería el banco más rentable de España», señalan desde Findentiis.

Es previsible que en este trimestre logre un resultado de 197 millones de euros, elevando el acumulando anual hasta 620 millones de euros, un 7% más que los 579 millones que ganó en los primeros nueve meses del año pasado.

La reestructuración de Popular

Popular, tras la ampliación de capital que realizó en junio por 2.500 millones de euros, se apuntará unas pérdidas similares para el conjunto de este que, previsiblemente, reconocerá en el último trimestre. En pleno proceso de reestructuración para limpiar su balance y reducir sus costes (planea un Ere que afectará a 2.900 empleados) los expertos auguran que Popular vuelva a beneficios en 2017 y fijan la cifra de 550 millones de euros.

Bankinter

Si se cumple el pronóstico de los analistas, Bankinter ha ganado en el tercer trimestre 104 millones de euros, elevando hasta 390 millones su resultado neto en los primeros nueve meses del año. Esta cifra supone un crecimiento del 30% frente al resultado del año pasado entre enero y septiembre cuando el banco más saneado del sector finaciero se anotó una ganancia de 300 euros.

El banco americano Citi emitió ayer un informe recomendado comprar el valor y situando el precio objetivo de las acciones de Bankinter en 7,2 euros. La firma valora muy positivamente la reducción del coste de capital de la entidad que capitanea María Dolores Dancausa y subraya que «es el banco mejor capitalizado del país» y que es «probable» que el banco sorprenda positivamente al mercado con sus resultados en los próximos años si ejecuta adecuadamente su estrategia en los segmentos más altos de la banca retail y de la división de banca privada