Samsung investiga la ignición de un móvil Galaxy S7 Edge en Málaga, si bien ha aclarado que se trata de «un caso aislado» y no tiene relación alguna con el problema que ha obligado a retirar del mercado su phablet Note 7.

La tecnológica ha confirmado el percance ocurrido en Málaga, donde como ha adelantado hoy el diario El Confidencial una mujer ha denunciado que su Galaxy S7 Edge se recalentó y comenzó a expulsar humo dentro de su bolso cuando iba conduciendo y que el móvil quedó prácticamente calcinado.La compañía ha asegurado que es «un tema puntual» y que no se ha detectado «ningún incidente» similar.

De momento, la compañía surcoreana niega cualquier contratiempo en este modelo y acota el suceso a un contratiempo específico. «No hay problemas de seguridad conocidos con los terminales Galaxy S7», han afirmado en un comunicado. «Sin embargo, Samsung considera seriamente cualquier cuestión que reciba de sus clientes e investiga y trata cada caso individualmente. Este problema puntual ya está en manos de nuestro equipo de atención al cliente que está en contacto con el propietario del dispositivo para su análisis».

La clienta afectada se puso en contacto con Vodafone, a quien compró el móvil en una de sus tiendas online, y ha sido la operadora la que ha informado a Samsung del caso. Desde la tecnológica han descartado que este incidente tenga algún tipo de relación con el problema de ignición del Note 7, cuya retirada del mercado costará a Samsung unas pérdidas operativas de casi 5.000 millones de euros.