El 75% de los productos de alimentación que los supermercados sacan al mercado no superan el año en los lineales. En Mercadona el porcentaje se invierte, un 82% de sus nuevos lanzamientos superan esta prueba, manteniéndose en los estantes más de 56 semanas. Esta empresa ha convertido ha convertido sus marcas blancas en el éxito de sus establecimientos. Pocos españoles desconocen los productos Hacendado, Deliplus o Bosque Verde. Pero, ¿qué ha hecho la valenciana para romper con las estadísticas?

Juan Antonio Germán, director general de Relaciones Externas de Mercadona, asume que la fuerza de la empresa se encuentra en los interproveedores y en la innovación que tanto Mercadona como sus aliados desarrollan de manera constante. Así también queda reflejado en el estudio El valor de la innovación conjunta realizado por el Institut Cerdà, que pone de manifiesto «el poder de la colaboración para disponer de un crecimiento diferencial y sostenido».

La empresa y sus interproveedores, unos 125 en toda España, asumen el cambio como algo positivo y apuestan, en total más de 500 millones de euros, en generar productos nuevos y en mejorar los ya existentes. Para ello se basan en una sola clave: el I+D+I.

«El esfuerzo en innovación es siete veces superior al del sector, con un 96% de participación de estas empresas frente al 13% del resto», aseguran desde la compañía. Un fiel reflejo de este porcentaje es que el 77% de los lanzamientos han sido realizados por iniciativa de los interproveedores o en colaboración con Mercadona, frente al 23% que es por iniciativa propia.

También, que el 42% de los productos que se lanzaron al mercado de 2012 a 2015 no existían previamente. En el caso de la Alimentación para mascotas el porcentaje se eleva hasta el 60%. Para el economista José Carlos Díez «la innovación de Mercadona y sus interproveedores es tangible en los productos que los consumidores ponen en su cesta de la compra cada día».

Tres grandes ejemplos tanto de investigación como de productos nuevos son las pizzas sin gluten y sin lactosa, que fabrica Casa Tarradellas para Hacedando, el turrón de chocolate con cacahuete y miel del que se han vendido 24.000 o los smoothies que llegan a las 20.000 unidades diarias.

Inversión en innovación

En el estudio del Institut Cerdá, en el que han participado 90 de los proveedores de Mercadona, se indica que el personal dedicado a investigación y desarrollo se incrementó, entre 2012 y 2015, en un 80%. «Esto supone un 2,84% del total de la plantilla, teniendo en cuenta que el porcentaje de las otras empresas es de media un 1,09%, el de Mercadona lo duplica», comenta Yolanda Cerdà.

Además, el 84% de los interproveedores que ha analizado dicho estudio invirtieron en total  21,4 millones de media al año (desde 2012) en innovaciones de producto, con lo que consiguieron registrar 27 nuevas patentes y 51 nuevas marcas. «Las categorías más innovadoras en procesos han sido Alimentación fresca y seca, mientras que en logística Congelados», añade.

Pero no todo es el contenido, durante el periodo de tres años que analiza el informe (de 2012 a 2015) se han realizado más de 100 innovaciones de ecodiseño, de las que 1 de cada 3 estaban relaciones a un cambio de formato o de agrupación y un 31% a la reducción o eliminación de materiales. «El ahorro al realizar este tipo de modificaciones es inmenso», según Cerdà.

«Hay que destacar que un 60% de las empresas que trabajan con Mercadona son PYMES. Teniendo en cuenta que estas sustentan nuestra sociedad y que dan empleo al 50% de las población, su labor social es innegable», alega Cerdà y añade que «el compromiso de ambas partes con la innovación permite conocer al máximo las necesidades del cliente final y evolucionar a las organizaciones adoptando una cultura de mejora constante».