Ferrovial quiere pasar página. Ocho meses después del voto a favor del Brexit, la compañía de infraestructuras vuelve a encontrar razones para el optimismo. La buena acogida a sus cuentas de 2016 se ha traducido en un repunte en bolsa próximo al 4,5%, en lo que representa su mejor desempeño desde el pasado mes de junio.

La compañía que preside Rafael del Pino viene arrastrando sobre el parqué desde el pasado verano la pesada losa del referéndum en el que se decidió la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El mercado británico se ha convertido en los últimos años en uno de los principales focos de negocio para Ferrovial, que obtiene allí hasta un tercio de sus ingresos. Y las oscuras perspectivas abiertas por el Brexit han supuesto un lastre para la cotización de la compañía.

En los dos días posteriores a las votación, las acciones de Ferrovial sufrieron un desplome superior al 15%. Y aún a finales de 2016, arrastraba pérdidas superiores al 10%. En los últimos meses, sin embargo, ha logrado enmendar su rumbo bursátil y, tras el fuerte tirón de este martes, se sitúa a poco más del 2,5% de los niveles en que cotizaba antes del referéndum británico.

La compañía defiende que el Brexit puede ser una oportunidad si se traduce en un impulso a las infraestructuras

En la presentación de sus cuentas, la dirección de la compañía de infraestructuras hizo un especial esfuerzo en alejar cualquier inquietud por el Brexit. De hecho, ofreció una visión positiva de la situación: en su opinión, este proceso puede suponer una «oportunidad en cuanto al impulso de nuevas infraestructuras en Reino Unido», tal como a su juicio «demuestra» la decisión de ampliar el aeródromo de Heathrow.

Asimismo, la compañía resta importancia a la pérdida de valor de la libra. Firmas como Berenberg Bank estiman que cada 10% de depreciación de la moneda británica frente al euro representa una pérdida del 4% del valor de Ferrovial. Pero según explicó la firma de infraestructura, a día de hoy la caída de la libra no tiene impacto en sus cuentas, ya que ha contratado una serie de productos financieros que le cubren de los movimientos de la divisa.

Buena evolución del negocio

Despejadas las inquietudes por esta cuestión, los inversores pudieron centrarse este viernes en los pormenores de las cifras que presentó la compañía. Sus beneficios sufrieron un retroceso del 47%, hasta los 376 millones de euros. Pero este retroceso no implica un deterioro del negocio, sino que se explica por el efecto de partidas extraordinarias, como las ventas efectuadas el año anterior.

De hecho, los expertos confirman de forma unánime una visión favorable de los resultados registrados por la compañía. Así, por ejemplo, Rafael Heredia, analista de GVC Gaesco Beka, resalta la «buena evolución de los activos de infraestructuras a lo que se une una mejor evolución de la esperada en el circulante y con ello en la caja» del grupo.

También en Bankinter hacían una lectura positiva de las cuentas del grupo. Entre otras cuestiones, destacan la «evolución positiva en términos de tráfico y rentabilidad en las principales autopistas» en cartera, con un incremento del 10,7% del dividendo aprobado por la joya de la corona de esta división, la autopista 407 ETR , ubicada en Canadá.

Firmas como Renta 4 o Bankinter le otorgan a Ferrovial un potencial superior al 17% en bolsa

Los analistas de la entidad española también hacen referencia a la «previsible mejora de los resultados en Construcción en próximos trimestres», debido al incremento de la cartera, que alcanza los 9.088 millones de euros (un 4,1% más que el año anterior), las nuevas adjudicación en Estados Unidos y la gradual recuperación de márgenes.

El negocio de Servicios también ofrece perspectivas favorables -con una evolución sorprendentemente favorable en Reino Unido- y la generación de caja operativa ha permitido reducir la deuda un 6% al tiempo que se acometía la adquisición de Broadspectrum.

Todas estas cuestiones llevan a afirmar a Bosco Ojeda, analista de UBS, que «éste es el momento adecuado para mirar el valor», al considerar que «un débil 2016 ha terminado y las perspectivas para 2017 parecen buenas». Otras firmas, como Renta 4 o Bankinter conceden a Ferrovial un potencial de revalorización superior al 17%.

Si se cumplen estas perspectivas, la compañía, que actualmente tiene un valor ligeramente superior a los 13.000 millones de euros, probablemente podrá recuperar el título de mayor firma de infraestructuras de España. Una posición que el impacto del Brexit le llevó a ceder ante Abertis.