El Banco de España perfila su nuevo organigrama. El organismo supervisor se ha visto obligado a dibujar una nueva cúpula directiva tras las dimisiones forzadas por la imputación de distintos altos cargos por su implicación en la salida a bolsa de Bankia.

En este escenario, la institución que dirige Luis María Linde ha comunicado el nombramiento de Julio Durán Hernández como nuevo director general de Supervisión. Sustituye en este cargo a Mariano Herrera, que presentó su dimisión el pasado 13 de febrero, tras ser llamado a declarar como investigado por la Audiencia Nacional.

Durán Hernández ocupaba hasta la fecha el puesto de director general de Estabilidad Financiera y Resolución. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Economía por la Universidad de Minnesota, ha formado parte del Banco de España en distintas etapas desde 1981.

Además, ha desempeñado funciones en el Banco Mundial y en los gabinetes de los ministros de Industria y Energía y Economía y Hacienda. En 1998, se incorporó al recién creado Banco Central Europeo (BCE) como jefe de división en la dirección general de Relaciones Internacionales. Con posterioridad, en el año 2003, fue nombrado director general adjunto de la Secretaría General del BCE.

El nombramiento de Durán ha obligado al Banco de España a nombrar un nuevo director de Estabilidad Financiera y Resolución. Para este cargo ha sido designado Jesús Saurina, que ocupaba actualmente y desde 2005 el puesto de director del departamento de Estabilidad Financiera.

Asimismo, el organismo supervisor del sector financiero español ha determinado la creación de una nueva dirección general de Efectivo y Sucursales. Esta dirección general será responsable de las tareas relacionadas con el efectivo, incluyendo las que en la actualidad desarrollan los departamentos de Emisión y Caja, Control de Producción de Billetes y el servicio de Dirección de Sucursales. Estará también encargada de la coordinación y el control de la sociedad de impresión de billetes euro Imprenta de Billetes S.A. (Imbisa), configurada como entidad instrumental y medio propio del Banco de España.

Al frente de esta nueva dirección general se situará María Concepción Jiménez, actual directora general adjunta de Gestión de Efectivo y Sucursales. Desde su ingreso en el Banco de España en 1980, Jiménez ha desempeñado diversas funciones, incluyendo la presidencia de la sociedad instrumental Imbisa.

Caso Bankia

Esta remodelación de los órganos de dirección del Banco de España se produce apenas dos semanas después de que la Audiencia Nacional llamara a declarar como investigados a la antigua dirección de la institución, incluidos los antiguos presidente y vicepresidente Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Javier Aríztegui, y a varios de sus responsables del área de Supervisión.

La medida provocó la dimisión de los tres miembros que aún formaban parte de la institución: Mariano Herrera García-Canturri, que ocupaba el cargo de director general de Supervisión; Pedro Comín, hasta entonces director general adjunto de Supervisión; y Pedro González, que actuaba como responsable de uno de los equipos actuales de inspección del centro.

Desde el Banco de España han mostrado en todo momento su respeto por la decisión judicial al tiempo que expresa su respaldo a la actuación desempeñada por su cúpula en el proceso de salida a bolsa de Bankia, señalando que en todo momento estuvo orientada a la búsqueda de la «estabilidad financiera y el interés común».