Unicaja aprobará hoy en su junta de accionistas su salida a bolsa, a través de una oferta de suscripción de acciones de nueva emisión y una ampliación de capital por valor de 625 millones de euros, ampliables a 687 millones, si los colocadores de la operación -UBS, Morgan Stanley, Credit Suisse, BBVA y Citi-, coordinada por Rothschild, ejercen su derecho de quedarse con parte de los títulos (green shoe).

La entidad, para aprovechar el buen momento del mercado tras las elecciones francesas, quiere agilizar todo lo posible el proceso. Ya ha convocado a los analistas del sindicato de bancos el día 3 de mayo, justo después del puente, en Málaga, para diseñar un calendario tentativo.

La entidad planea presentar durante los primeros días de mayo el folleto a la CNMV. Una vez que se apruebe, el banco tiene un mes para ejecutar la operación. Durante la primera quincena, durante el periodo de investor education, se facilitará información a los analistas. Las dos siguientes semanas, en el road show, se establece el contacto directo entre el equipo directivo y los inversores. Como pronto, la salida a bolsa tendría lugar en las primeras semanas de junio.

La entidad ha convocado a los analistas del sindicato de bancos el 3 de mayo para fijar un calendario tentativo

La entidad explica que «la aprobación de la operación por parte de la junta de accionistas es un nuevo paso, previo y necesario, que permitiría, llegado el caso, formalizar la operación cuando la entidad determine el momento más oportuno», aunque «no implica ninguna decisión sobre el calendario final de la operación, que se decidirá en función de las condiciones de mercado».

El optimismo que derrochan los mercados y, especialmente, el sector financiero, tras la primera vuelta de las elecciones francesas allana el camino de la entidad que preside Manuel Azuaga en su salto al parqué. La perspectiva de que Emmanuel Macron se alce con la victoria el 7 de mayo, evitando el triunfo del populismo antieuropeo que representa Marine Le Pen, ha despertado el apetito de los inversores, de ahí que el momento sea muy propicio para un debut bursátil.

El lunes, con la resaca electoral, el índice bancario del EuroStoxx ganó un 7,37%, lo que supone su mejor desempeño desde, al menos, 2012. Esta fuerte subida se tradujo en una ganancia de 45.331 millones de euros en capitalización para los veinticinco bancos englobados en el índice.

El banco valdría en bolsa en torno a 2.000 millones, por la emisión de nuevas acciones y la ampliación de capital

La banca española también avanzó, pese a que su exposición a Francia es limitada. En cualquier caso, se beneficia del estrechamiento de la prima de riesgo del bono español, al disiparse los temores en torno a Europa. La esperada victoria de Macron también diluye los riesgos geopolíticos en la eurozona, un escenario en el que se descuenta que el BCE no tarde en iniciar el proceso de normalización de los tipos de interés.

A principios de este año, la entidad, cuyo 86,7% está en manos de la Fundación Unicaja, realizó una presentación ante analistas en Londres para tantear el interés de los inversores internacionales en la operación. La respuesta fue satisfactoria y la entidad se puso manos a la obra para preparar el debut bursátil.

Actualmente Unicaja tiene un valor en libros de 3.183 millones de euros. Asumiendo que Liberbank es la entidad cotizada que más se le asemeja y que ésta cotiza a 0,43 veces valor en libros, se extrapola que la entidad andaluza podría estrenarse en el parqué con un valor de en torno a 1.360 millones de euros. A este cifra habría que sumar la ampliación de capital destinada a inversores institucionales. La operación, por tanto, estaría valorada en torno a 2.000 millones de euros.

En el caso de que la salida a bolsa se frustrase por un cambio en los mercados o el apetito de los inversores no fuese el esperado, la entidad estudiaría integrarse en una gran entidad, siendo Santander el banco mejor posicionado, dada la complementariedad geográfica.

Moody’s, optimista con la operación

Sobre la futura salida al parqué de Unicaja se ha pronunciado ya la agencia de calificación crediticia Moody’s. Considera que será positiva para el crédito de la entidad e implicará un aumento de su capital que le permitirá reembolsar al FROB las ayudas recibidas en 2013 por su emisión de 604 millones en bonos contingentes convertibles (CoCos).

«La Oferta Pública de Venta (OPV) y su consecuente aumento de capital serían positivos para el crédito para Unicaja, ya que reforzarán la actualmente débil ratio de capital tangible Common Equity (CET) a los activos ponderados por riesgo (RWA, por sus siglas en inglés)», indica la agencia en un informe.

Además, el debut de la entidad en el parqué «mejorará el acceso al capital del banco y estimulará su transparencia financiera», añade.

Moody’s indica que el aumento de capital planificado mejorará la ratio CET de Unicaja en más de 220 puntos básicos, «reduciendo la brecha con sus competidores».