El pasado mes de marzo el Bitcoin afrontó una de sus mayores pruebas hasta la fecha: conseguir el sello de la SEC. El regulador bursátil estadounidense, cuando parecía que iba a dar luz verde, denegó dos peticiones para crear sendos fondos ETF, los que se dedican a replicar el comportamiento de índices, con la criptomoneda. El efecto no se hizo esperar, con fuertes caídas que amenazaban el futuro de la divisa digital.

«Rechazamos la petición porque el Bitcoin no cumple las normas del mercado», explicaba la Securities and Exchange Comission para justificar su negativa. «Esas leyes son las que previenen el fraude y la manipulación y sirven como defensa para los inversores y el interés público», añadían.

Eso fue tras un inicio de año lleno de convulsiones. En la primera semana el Bitcoin Price Index (BPI) se anotaba subidas superiores al 20%, para después hundirse un 30% por miedo a los movimientos del Banco Central de China. Estos movimientos, habituales en la criptomoneda, son los que mantienen alejados a los inversores institucionales.

Sin embargo, toda esta convulsión y las malas noticias de Wall Street no han podido frenar el crecimiento del BPI, que se encuentra en sus niveles más altos tras superar los 1.550 dólares por Bitcoin a media jornada de este jueves. En esa sesión el repunte superaba el 4%, lo que suponía ganar más de 60 dólares en apenas unas horas.

De esta manera, la capitalización del BPI supera los 25.000 millones de dólares, más de 22.800 millones de euros, gracias al rally alcista que está viviendo el Bitcoin en esta primavera.

La fortaleza de la criptomoneda hay que buscarla en otras divisas digitales. Las principales están negociándose en sus máximos niveles históricos, lo que ha disparado el precio del Bitcoin ya que el intercambio de Monero o Ethereum, por citar dos, se hace en Bitcoins.

La primera de esta dupla ha superado los 25 dólares por primera vez en su corta vida, aupándose más allá de los 26 dólares gracias a un avance cercano al 9% en la jornada de este jueves. El Ethereum, por su parte, ya se acerca a los 89 dólares tras anotarse subidas del 12% en la sesión.