Unión Europea de Inversiones (UEI), sociedad instrumental que agrupa a varios grupos familiares vinculados al Opus Dei y que controla casi el 3% del capital de Popular, ha perdido en el primer trimestre 1,69 millones de euros por la pobre evolución del negocio de Popular. La sociedad mantiene su patrimonio en números rojos por importe de 119 millones de euros.

El patrimonio de la sociedad está en negativo por importe de 119 millones de euros

Tal como ha informado la firma a la CNMV, la evolución del negocio de Popular «da como resultado que al 31 de marzo el patrimonio de Unión Europea de Inversiones siga siendo negativo, por importe de 120 millones de euros, si bien se mantiene el equilibrio patrimonial a efectos mercantiles en dicha fecha, por el préstamo participativo que tiene concedida la sociedad por importe de 152 millones de euros».

La compañía recuerda en el comunicado al regulador de los mercados que durante el primer trimestre del año se ha mantenido estable la cotización de las acciones de Popular, situándose en 0,910 euros por acción al cierre del 31 de marzo, frente a los 0,918 euros del cierre del ejercicio 2016.

Sin embargo, «en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, se ve un incremento significativo de las pérdidas, motivado por una parte por la ausencia de reparto de dividendos por parte Popular y por otra, por el incremento de los gastos financieros, debido al mayor nivel de
endeudamiento de la sociedad».

La UEI está vinculada a la Universidad de Navarra y las familias Mora-Figueroa, Pasquín, Nigorra, Oroviogoicoechea, Revoredo, Martínez Igartua, Domecq, Sendagorta, Molins, Montuenga y Martínez-Echevarría, entre otras.