Entre Nueva York y Karachi hay 178 ciudades recogidas en un ránking que mide los mejores y los peores destinos para crecer, personal y profesionalmente. O lo que es igual, las urbes con más o menos futuro. El listado lo elabora el IESE, una de las escuelas de negocios más importantes del planeta. Y lo hace midiendo una serie de parámetros comunes, desde el desarrollo tecnológico a la cohesión social. Tras analizar 180 grandes centros urbanos en 80 países del mundo, el IESE sitúa a la cabeza a Nueva York y a la cola a la ciudad más poblada de Pakistán.

Es el cuarto año que la escuela de directivos difunde su indicador, denominado ICIM (IESE Cities in Motion) y elaborado por los profesores Pascual Berrone y Joan Enric Ricart. El índice examina todos los aspectos que afectan a la sostenibilidad y la calidad de vida: economía, tecnología, capital humano, cohesión social, proyección internacional, medio ambiente, movilidad y transporte, planificación urbana, gestión pública y gobernanza.

Las urbes que mejor nota media sacan se encuentran en Europa y Estados Unidos. Empezando Nueva York, que repite este año su condición de ciudad más inteligente del mundo. Londres ocupa la segunda posición, siendo primera en movilidad y transporte, y en capital humano. Su envidiable lugar en el ránking tiene una explicación: cuenta con el mayor número de universidades y escuelas de negocios. El tercer escalón del podio es para París.

Completan el top ten Boston, San Francisco, Washington, Seúl, Tokio, Berlín y Ámsterdam. En el otro extremo, además de Karachi, se sitúa Lagos, la ciudad con más habitantes de Nigeria. Ambas son las que «muestran un pobre desempeño en casi todas las dimensiones de la clasificación», precisa el informe del IESE.

Atasco en una de las calles principales de Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán.

Atasco en una de las calles principales de Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán.

Para encontrar una ciudad española entres las más inteligentes hay que avanzar hasta el puesto 28. Está ocupado por Madrid, que le saca sólo siete posiciones a Barcelona. Hay otras cinco capitales de provincia en el ránking: Málaga (puesto 51), Valencia (63), Sevilla (68), Bilbao (75) y A Coruña (78).  «Málaga gana tres posiciones en el período 2014-2016; Valencia, pierde tres; y Sevilla es la protagonista del mayor progreso, al subir siete posiciones», apunta el informe. Hay una nota negativa respecto a las candidatas españolas: el índice pone de manifiesto que las ciudades españolas, a excepción de Madrid y Barcelona, puntúan muy bajo en la clasificación de economía, capital humano y cohesión social.

El informe del IESE también señala un grupo de ciudades que, pese a encontrarse en la zona media-baja del índice, muestran un gran potencial. En él se incluyen capitales latinoamericanas como Quito, Lima, o Santo Domingo; y ciudades asiáticas como Yakarta o Ho Chi Minh City.