El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha presentado este martes en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de Presupuestos de 2018, que aún no cuenta con todos los apoyos suficientes para su aprobación.

En rueda de prensa, ha asegurado que las cuentas “vienen acordadas” con los agentes sociales y responsables de las administraciones públicas. Sin embargo, consciente de que ni PSOE, ni Unidos Podemos, ni tampoco el PNV están dispuestos a aprobar el proyecto de Ley, Montoro ha apelado a su “responsabilidad”.

“Espero y estoy seguro de que los grupos políticos sabrán asumir su responsabilidad a la hora de propiciar un nuevo proyecto de Presupuestos, del que depende la renta de 13 millones de personas, básicamente funcionarios y pensionistas, y que favorecen el crecimiento y el empleo”, ha afirmado, para admitir a continuación que, además, de la aprobación de los Presupuestos depende también la “estabilidad” del Gobierno.

Ve márgenes para el acuerdo

Dicho esto, Montoro ha asegurado que hay “márgenes” para el acuerdo, tanto para sacar adelante el proyecto de Ley de Presupuestos al completo, como para alcanzar acuerdos puntuales. Sin embargo, el ministro de Hacienda sigue convencido de que las negociaciones con el PNV llegarán a buen puesto y asegura que el Gobierno solo tiene “un plan A”.

Por otro lado, el ministro de Hacienda ha asegurado que las cuentas anuales para este año “pretenden distribuir los beneficios del crecimiento entre los sectores de la sociedad que no tienen otra forma de recibirlos más que a través de los Presupuestos”.

En paralelo, ha cargado contra los que hablan de una posible quiebra de la Seguridad Social. Al respecto, ha negado esta situación en tanto que el sistema de pensiones “es una parte del Estado” y no debe verse como un “régimen propio”. “Es ilegítimo utilizar las pensiones como arma política”, ha dicho.