Tres personas han resultado heridas -una de ellas de gravedad- tras un tiroteo en el 901 de Cherry Avenue, la dirección en la que se encuentra la sede mundial de YouTube, la popular página de vídeos que es propiedad de Google. La policía de la localidad californiana de San Bruno ha confirmado la muerte de la sospechosa.

La presunta autora del tiroteo habría sido hallada muerta, con un herida “auto infligida”, en el interior del edificio, según ha informado el jefe de la policía de San Bruno, Ed Barberini.  Las víctimas son un hombre de 36 años y dos mujeres de 32 y 27, según informan trabajadores del hospital. Estas mismas fuentes apuntan a que el hombre está en estado crítico.

 

Fueron los propios empleados de la compañía los primeros en informar del incidente a través de Twitter. La mayoría de ellos pensaba que se trataba de un terremoto, al ver a una gran cantidad de gente corriendo y gritando.

Sin embargo, la policía de la ciudad de algo más de 40.000 habitantes pedía que la gente se alejara de la zona mientras llevaba a cabo una operación.

“Estamos respondiendo a un tirador activo. Por favor, aléjense de la zona de Cherry Avenue y Bay Hill Drive”, explicaba la cuenta oficial de Twitter de la Policía de San Bruno.

El perfil de comunicaciones de Google en la misma red social informaba de que la compañía se está coordinando con las autoridades locales y que informarán de la situación tan pronto como sea posible.

Las primeras informaciones ya apuntaban a que la autora de los hechos podría ser una mujer, tal y como detallaban algunos de los testigos. Medios como CNBC y TMZ publicaban que la posible responsable del ataque habría sido abatida, pero finalmente los agentes han informado de que se ha suicidado.

Un portavoz del Hospital General Zuckerberg de San Francisco ha explicado que han recibido pacientes heridos por el incidente y que “todavía los seguimos recibiendo”.

 Alrededor de 1.700 personas trabajan en la sede de YouTube en San Bruno, una localidad que está situada 50 kilómetros al norte de Mountain View, donde está la sede de Google, y apenas 20 kilómetros al sur de San Francisco.