Una comisión de estrategia se encargará de definir un plan operativo para los próximos años para Criteria, el holding de inversiones que gestiona el patrimonio de la Fundación Bancaria “la Caixa”, y realizará el seguimiento de los proyectos e inversiones de especial importancia.

El Consejo de Administración de CriteriaCaixa, presidido por Isidro Fainé, ha acordado la creación de esta comisión, según ha informado el grupo este martes en un comunicado. La comisión estratégica contará, además de con Fainé, con la participación de Marcelino Armenter (director general de CriteriaCaixa), Jaume Giró (director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”), Alejandro García-Bragado (vicepresidente del Consejo de Administración de CriteriaCaixa) y Javier Paso (director del área Fiscal y Legal de CriteriaCaixa).

CriteriaCaixa tiene como objetivo la gestión activa de las inversiones de una cartera de participadas, con activos por valor de más de 24.000 millones de euros y sus rendimientos contribuyen a dotar el presupuesto de la Obra Social “la Caixa”, informa Efe.

Esta obra social es la primera fundación privada de España y la tercera más importante del mundo por volumen de activos, sólo por detrás de la Fundación Bill y Melinda Gates y de la Welcome Trust Foundation.

Participaciones

En 2017, CriteriaCaixa, que aglutina participaciones accionariales en sectores estratégicos como el bancario, energético, las infraestructuras, los servicios y el negocio inmobiliario, obtuvo unos beneficios de 1.459 millones de euros, un 45 % más que en 2016.

El beneficio de la cartera bancaria ascendió a 972 millones, con especial mención a los dividendos de CaixaBank, Bank of East Asia y grupo Financiero Inbursa, mientras que la cartera industrial y de servicios aportó 543 millones, procedentes fundamentalmente de las participaciones en Gas Natural, Abertis, Suez, Saba Infraestructuras e InmoCriteriaCaixa.

La Fundación Bancaria “la Caixa” impulsó, por su parte, más de 50.000 iniciativas sociales, culturales, educativas y de apoyo a la investigación biomédica en 2017.

En 2018, la Fundación tiene un presupuesto para acción social de 520 millones de euros, el mayor de toda su historia.