El fondo americano Cerberus ha descartado la compra de iDental tras examinar sus cuentas. Las negociaciones encallaron hace unas semanas cuando el gigante de la inversión estudió la operativa y los balances de la compañía, cuyos problemas financieros podrían desembocar en el concurso de acreedores.

Cerberus fichó a Deloitte para realizar la due diligence de la compañía y valorar el precio de compra y posibles contingencias a las que tendría que hacer frente la cadena dental low cost, dada la crítica situación de la cadena dental.

Los números rojos que el fondo de Wall Street contemplaba en un primero momento resultaron ser mayores de lo previsto y ha decidido, al menos por el momento, suspender las negociaciones.

Los hermanos Garrido, socios de Luis Sans, quieren expulsarlo de la compañía y reactivar las negociaciones

Sin embargo, los hermanos Juan y José María Garrido, socios de Luis Sans -propietario de Weston Hill, el fondo de inversión que en octubre adquirió iDental-, han manifestado su voluntad de expulsar de la compañía a Sans y reactivar la venta a Cerberus, según fuentes próximas a los empresarios.

El pasado mes de octubre, el fondo de inversión Weston Hill, controlado por Luis Sans, compró la cadena de clínicas dentales low cost iDental por 25 millones de euros. La operación supuso la entrada en la compañía de 10 millones de euros en efectivo en el balance y 15 millones se destinaron a la amortización de la deuda acumulada.

Cinco meses después del cambio de titularidad, la compañía dental no remonta. Mientras la deuda del empresario aumenta, aumentan las demandas de pacientes afectados y cientos de trabajadores sufren retrasos en las nóminas.

Manifestaciones de Luis Sans

En relación con la noticia aparecida el pasado día 24 de abril de 2018 y actualizada el 25 del mismo mes, en esta misma sección bajo el título «Cerberus se retira: no pujará por iDental tras examinar sus cuentas»:

Cerberus no se ha retirado de la operación, sino que ha sido el  propio Luis Sans quien ha decidido, sin contar con el apoyo de sus socios, no dejar el futuro de la compañía en manos de un fondo buitre que pretende liquidar la mercantil movido por diversos intereses, buscando los medios alternativos de financiación con el fin de reconducir de la manera más satisfactoria la viabilidad del proyecto iDental.

Como correspondencia de lo anterior, las divergencias entre los socios de Weston Hill radican precisamente en cómo afrontar la situación financiera de iDental. Luis Sans pretende continuar con los esfuerzos que se han venido realizando tendendentes a la solución de la problemática existente tanto con los pacientes, como con los proveedores y trabajadores.