Funcionarios de Europol han procedido este miércoles al cierre de WebStresser, la página de ciberataques DDoS por encargo más grande del mundo. Esta empresa permitía contratar ataques por saturación contra cualquier sitio web a cambio de suscribir planes mensuales de usuario, a partir de 15 euros.

Se considera que desde WebStresser se han lanzado en los últimos años más de cuatro millones de ataques. El servicio contaba actualmente con unos 136.000 usuarios. Las autoridades responsables del cierre han informado de que sus administradores han sido arrestados en Reino Unido, Canadá, Serbia y Croacia. En este último país se ha apresado al considerado impulsor y cabecilla de esta ‘empresa’: un adolescente de 19 años.

La investigación ha sido liderada por las policías de Reino Unido y Holanda y WebStresser ya no es accesible para el público. Los agentes responsables del operativo también han incautado infraestructura de servidores ubicados en Estados Unidos, Holanda y Alemania. Los principales usuarios del servicio se radicaban en Holanda, Italia, España, Croacia, el Reino Unido, Australia, Canadá y Hong Kong.

Los ataques DDoS consisten en dirigir un enorme volumen de llamadas contra un determinado sitio web con la finalidad de colapsar sus servidores y hacerlo inaccesible. WebStresser comenzó a operar en el año 2015, pero había evolucionado en los últimos meses hasta convertirse en la principal ‘agencia de ataques DDoS por encargo’ de todo el mundo.