Casi la mitad de los españoles que optan por vivir en una vivienda de alquiler no tenía ingresos suficientes para comprar una vivienda propia, según los resultados del último barómetro del Centro de Investigaciones sociológicas (CIS) publicado este miércoles, que revela que el 80,1% de los encuestados compraría si pudiera una casa propia antes que vivir en alquiler.

En concreto, un 45% opta por el alquiler por no ingresar lo suficiente. Una realidad que se ve especialmente agravada entre las personas más jóvenes -de 18 a 24 años- y las más mayores, que superan los 65 años. Alquilar de forma temporal hasta poder comprar una casa (14,9%) y evitar hipotecarse (13,8%) son las siguientes razones de los españoles para no alquilar.

Una mayoría de los españoles cree que comprar una vivienda es la mejor forma de ahorrar de cara al futuro

Y es que vivir en alquiler es la opción elegida únicamente por el 12,9% de los españoles frente al 81,8% que le gustaría comprar su propia casa. De hecho, esta opción también es la favorita de los más jóvenes (74,4%).

La opción de comprar un piso en vez de alquilarlo siempre es mejor para los españoles, al menos para el 66%. Sin embargo, más personas creen que existen mejores inversiones antes que comprar una casa (39,2%).

Los encuestados piensan que vivir en alquiler permite tener una mayor libertad para moverse y cambiar de vivienda (75,4%) y tener una casa más adecuada a las necesidades del momento (64%).

La compra de una casa también es la mejor forma de ahorrar de cara el futuro para el 59,7% de las personas preguntadas. De hecho, una mayoría (54,6%) está de acuerdo en que al no tener un piso propio no podrá pagar un alquiler cuando se jubile.

El papel de las Administraciones

El barómetro del CIS también recoge la responsabilidad, a juicio de los españoles, que debería tener el Ejecutivo español en la protección de la vivienda. En concreto, un 90,2% cree que el Gobierno presidido en funciones por Pedro Sánchez tendría que tener un papel activo en la protección de ese derecho.

¿Cómo podría protegerse ese derecho? A través de nuevas viviendas sociales (52,8%), con préstamos baratos para comprar casas (49,9%), fomentando la construcción de viviendas con precios asequibles para la clase media (46,9%) y con una política de limitación del precio de los alquileres (41,8%).

Más viviendas sociales y préstamos más baratos, entre las medidas más respaldadas para proteger el derecho a una vivienda digna

Crear un parque de vivienda pública para alquilar (83%), fomentar la construcción o la rehabilitación de residencias para destinarlas al alquiler (86%), aumentar la seguridad jurídica para el arrendador (87,6%) y ofrecer desgravaciones fiscales a las personas que ponen una vivienda en alquiler (69,9%) son algunas de las medidas respaldadas por la mayoría de españoles para que lleven a cabo las administraciones públicas.

Asimismo, que se ofrezcan desgravaciones fiscales a los inquilinos para favorecer el alquiler (77,8%) y dotarles de ayudas para pagarlo cuando lo necesiten (79,2%) también son iniciativas apoyadas por los encuestados.

Por otro lado, la encuesta también revela como un 82,5% de los españoles está a favor de un aumento de la reserva de vivienda protegida (VPO) en los planes urbanísticos y del de recursos para construir viviendas en propiedad a precios asequibles para las clases medias.

Pisos de alquiler, «caros» y en alza

Varias preguntas del barómetro se centran en el precio de los pisos de alquiler, de las que se pueden extraer las siguientes conclusiones: los españoles creen que los precios de alquiler de los pisos son caros y que están subiendo por culpa de la especulación.

Apenas una minoría, que no llega ni al 7%, piensa que no es así y que los precios son baratos. El resto cree que los pisos o bien son muy caros (15,8%), simplemente caros (35,8%) o ajustados (23,9%). Unas cifras que están subiendo en las zonas de residencia de los españoles encuestados: el 20,9% cree que el valor del alquiler crece mucho y un 26,8% aprecia «algo» esa subida. Sin embargo, el 27,4% considera que se están manteniendo estables.

¿El principal motivo de las subidas? Principalmente porque hay especulación en el sector y por la actualización de los alquileres (35%), seguido por los que creen que el aumento de los precios también sube el de los alquileres (33,9%) y por la poca oferta de este tipo de vivienda en alquiler (32,7%).

Del barómetro no se desprenden conclusiones optimistas respecto a la compra de vivienda a corto plazo. Una amplia mayoría (86,3%) no tiene pensado comprar una casa. A largo plazo, los planes cambian. Aunque la opción de adquirir una casa sigue siendo minoritaria (33%), un 50% de los españoles de entre 25 y 34 años si que tiene pensado hacer invertir en una vivienda.