Economía

El Ibex pierde el miedo a la "guerra de divisas" y firma su mayor subida en 5 meses

El índice español gana un 1,41% este jueves y recupera los 8.800 puntos, minimizando las pérdidas semanales

logo
El Ibex pierde el miedo a la "guerra de divisas" y firma su mayor subida en 5 meses
El Ibex pierde el miedo a la "guerra de divisas" y sella su mayor subida en cinco meses.

Pantalla con la evolución del Ibex, en la Bolsa de Madrid. EFE

Resumen:

Los cambios de humor son una constante en los mercados financieros. Y agosto es un mes especialmente propicio para los bandazos. El descenso de la actividad habitual en los parqués en estas fechas favorecen que cualquier noticia, cualquier dato, motive movimientos en una u otra dirección más intensos de lo que marcaría la lógica.

Así, si el lunes el mundo parecía derrumbarse para los inversores, pocos días después aquellos temores parecen haberse disuelto sin grandes argumentos para justificar este viraje. El Ibex cerró este jueves en los 8.869 puntos, tras sellar un repunte del 1,41%, el mayor para el índice español desde el pasado 15 de marzo. En dos días ha recuperado cerca de un 2%, limitando a la mínima expresión los recortes acumulados en la semana.

La bolsa española no ha realizado sola este trayecto de ida y vuelta. Las grandes plazas mundiales han dibujado un recorrido similar. Las bolsas europeas llegaban a rondar el 2% de subida, con gigantes como Bayer o Airbus rebasando el 6,6 y el 4,2% de ganancias, respectivamente. También en Wall Street las alzas de los principales índices superaban el 1%, prolongando la remontada iniciada en el tramo final de la sesión del miércoles.

La estabilidad del yuan y una serie de datos positivos permiten a las bolsas limar su tropiezo de inicios de semana

Los inversores muestran de este modo el alivio que han experimentado al comprobar que la amenaza de guerra de divisas con la que amanecieron el lunes parece alejarse, una vez que el Banco de China ha optado en los días sucesivos por mantener estable la cotización del yuan. «El movimiento del lunes fue algo así como una pataleta, pero no es el inicio de una guerra de divisas, porque China arriesgaría mucho si permitiera una caída brusca del yuan», explica Alicia García Herrero, economista jefe de Asia-Pacífico en Natixis.

Unos buenos datos de exportaciones en China o las cifras de confianza del Banco de Francia ayudaron a perfilar un escenario de menor inquietud sobre la economía global, por mucho que los expertos se muestran convencidos de que los últimos tropiezos han dejado un mercado muy vulnerable, que no tardará en volver a sufrir en cuanto resurjan las tensiones en torno a las grandes amenazas que lo rodean, como son la guerra comercial, el Brexit o la salud de la economía mundial.

De momento, el alivio de este jueves también se ha plasmado en el freno a la escalada del oro, que amenaza con caer por debajo de los 1.500 dólares por onza, o el retroceso de la deuda, tras la fuerte escalada de inicios de semana.

Todo esto ha favorecido, en la bolsa española, la remontada de algunas compañías muy penalizadas en las últimas semanas, como Ence o Arcelor, que han encabezado el Ibex con ganancias superiores al 4%. También han encontrado cierto desahogo los bancos, que han limado sus recientes caídas, con Sabadell recuperando algo más del 3% y Bankia y BBVA sumando por encima del 2,5%.