La teología y la filosofía podrán discutir si nuestro destino está preconcebido o no; o si dios existe y está en todas partes. Pero hay algo que sí que está preconcebido y está en todas partes: El diseño de todo cuanto nos rodea. Todo objeto que tenemos a nuestro alrededor dejó una huella indeleble en los registros de las oficinas de patentes y la editorial Phaidon ha recopilado en Patented: 1.000 Design Patents, una colección de diseños de patentes originales que es una biblia del diseño del paraíso material de la sociedad postindustrial. Su autor es el diseñador y arquitecto Thomas Rinaldi.

Agrupados bajo una estética uniforme los dibujos de las patentes han sido seleccionadas entre más de 750.000 autorizadas por la Oficina de Patentes de Estados Unidos desde 1900. No es el único país que cuenta con esta institución, pero es la más abierta ya que no hay requisito de nacionalidad para la solicitud de patentes. Por eso en su archivo hay patentes de todo el mundo y en el volumen hay documentos de Japón, China, Taiwán, Corea, Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido, entre otros.

    • Compartir

    Botella de Coca-Cola, 1923

    La botella de la conocida bebida nace de un concurso que ganó la botellera Root Glass Company y en cuyo diseño participaron los dueño C.J y William Root. Tenían que hacer una botella diferente para la marca y que fuera identificable como la botella de Coca-Cola, que fuera reconocible en la oscuridad al tacto e incluso reconocible rota y tampoco debía tener etiquetas. El resultado se ha mantenido durante más de un siglo con escasas modificaciones.

    • Compartir

    El semáforo, 1924

    Patented abarca, cronológicamente, los diseños de patentes desde 1900 con una mesa de billar hasta 2020 que como no podía ser de otra forma se trata de una máscara respiratoria patentada el 26 de mayo. En 1924 se patentó este semáforo que incorporaba una tercera luz. Cada una de las patentes del libro de Rinaldi protege el aspecto de un objeto y documenta el nombre de sus diseñadores, o “inventores”, y fabricantes, o “cesionarios”.

    • Compartir

    Gibson Flying V, 1958

    En 1958 la guitarra eléctrica de Gibson en forma de flecha marcó un hito en el diseño de las guitarras eléctricas. La han tocado guitarristas míticos como Keith Richards o Jimi Hendrix.

    • Compartir

    Vespa, 1949

    El empresario Enrico Piaggio encargó al ingeniero aeronáutico Corradino D’Ascanio el diseño de un medio de transporte de fácil manejo y barato. D’Ascanio amante de los aviones concibió un vehículo con un diseño sorprendente con el motor sobre la rueda posterior y creó la parte delantera como el tren de aterrizaje de un avión. El resultado tuvo tanto éxito que todavía circula por nuestras calles.

    • Compartir

    Teléfono para una mano para escritorio,1949

    Hablar con una mano liberada o incluso con las dos si tenemos en cuenta que se puede sostener entre el hombro y la cabeza; este fue el avance de este invento. Un logro de Henry Dreyfuss, uno de los diseñadores más importantes de Estados Unidos, que creó varios modelos de teléfono.

    • Compartir

    Patito de goma, 1949

    Un patito de juguete que flota en el agua tiene que tener un diseño, si no se hunde. Si además está hecho de goma y hace un sonido cuando se aprieta lo que tenemos es un gran éxito. Eso pasó con los patos del escultor Peter Ganine. Los patos fueron reproducidos por miles y vendidos en todo el mundo.

    Patented incluye a algunos de los nombres más importantes del diseño de productos, entre ellos Jacobsen, Dreyfuss, Eames, Rams, Saarinen, Knoll, Loewy, Sottsass y Starck. El libro también contiene varias sorpresas, con nombres como Issey Miyake, Elon Musk, Donatella Versace, Francis Ford Coppola y el músico Prince presentados como inventores.

    • Compartir

    Tupper, 1954

    Esta es una de las muchas patentes que Earl Silas Tupper hizo de sus productos hechos de plástico para conservar alimentos. Un producto que revolucionó las cocinas de todo el mundo.