Klarna no es una aplicación, ni una plataforma, ni un banco. Al menos, no de forma única. “Lo que hacemos es ofrecer soluciones de pago a los comercios”, explica Daniel Espejo, responsable en España de Klarna, en una entrevista con El Independiente. La compañía acaba de anunciar que abrirá un centro tecnológico en Madrid y que contratará a 500 personas.

Esta solución tecnológica se ha convertido en un método de pago que pueden incorporar las tiendas con las que firman un acuerdo. Si bien es cierto que en Suecia Klarna se parece más a un banco, porque ofrece más productos que en España, y también tienen una aplicación, la definición más adecuada en nuestro país sería la de método de pago con financiación sin intereses. De origen sueco, Klarna está presente en 17 países y procesa transacciones con 250.000 comercios a nivel mundial. “Hacemos dos millones de transacciones al día”, resume Espejo. 

Pero no es una financiera al uso. Ni por los productos que financia ni por el público al que se dirige. “Si entras en una tienda que tiene un acuerdo con Klarna, y te compras una chaqueta de 150 euros, puedes pagar 50 euros en el momento, 50 al mes siguiente y 50, al siguiente. Siempre sin intereses”, describe el responsable en España. “Los usuarios también pueden elegir pagar antes de tiempo o aplazarlo durante algo más”, añade. 

En nuestro país, la compañía ya trabaja con Clarks, Desigual, H&M, JD Sports, entre muchas otras. Es decir, las tiendas con las que firma acuerdos son distribuidores con tickets medios que no se suelen asociar a la figura de una financiera. 

Por otra parte, el 70% de los usuarios en todo el mundo -90 millones- son de la generación Z y milenials, es decir, menores de 40 años. “Es algo que valoran muchísimo los comercios porque hay muchos de ellos a los que le cuesta llegar a este perfil de usuarios”, apunta Daniel Espejo. No obstante, señala que en mercados “más maduros, como Suecia” el uso de Klarna está más generalizado.

Elegir al usuario

Para poder usar Klarna como método de pago, el usuario debe ser aceptado en su registro en la plataforma. ¿Cómo lo hacen? “Tenemos una serie de algoritmos que venimos desarrollando durante los últimos 15 años que identifican si eres menor de 18 años o si creemos que no vas a poder afrontar este pago. La decisión es rápida y precisa, el usuario no se queda ahí esperando”, explica Espejo.

El 70% de los usuarios en todo el mundo -90 millones- son de la generación Z y milenials»

daniel espejo, responsable de klarna en españa

Para hacer frente a impagos, Klarna intenta el recobro dos veces después de que venza el plazo en la tarjeta registrada. La compañía asume el riesgo de impago de cara a los comercios a cambio de una cuota. Además, limita el importe máximo a financiar para evitar que las cuotas que se dejan de pagar sean muy altas. En España, el pago en tres veces está disponible para importes de hasta 1.000 euros.

Beneficios para los comercios

Los clientes que utilizan Klarna para financiar sus compras no pagan intereses. El modelo de negocio de la compañía pasa por firmar un acuerdo con los distribuidores en los que se establece un porcentaje por cada compra. ¿Qué ganan los comercios? “Aumentar el ticket medio y conocer a sus clientes”, responde Espejo. 

Según el responsable de Klarna en España, suele suceder que “los clientes llegan a una tienda con la intención de gastarse una cantidad determinada de dinero y al elegir financiarlo con Klarna y tener que pagar sólo una parte, acaban añadiendo más cosas al carrito de compra”. Espejo defiende que “es un combo que ayuda a los comercios a vender más y a los usuarios a comprar de una forma más flexible”.

Daniel Espejo es el responsable de Klarna en España.

Además, la aplicación de la compañía sirve como una especie de Pinterest en el que los usuarios pueden guardar productos como favoritos. Esto, junto con las compras que realizan, ayuda a la empresa a tener datos anonimizados de los compradores que pueden ser utilizados en campañas de marketing. “Imagina que una compañía va a hacer una nueva sección masculina para personas de entre 25 y 35 años. Nosotros, como sabemos quiénes son este perfil, podemos utilizar nuestra base de datos y crear campañas de marketing conjuntas”, describe.

Mercado español

“Estamos haciendo una apuesta muy grande en España. Empecé yo solo hace algo más de un año y ahora ya somos 17 personas. Vamos a abrir otro equipo más en Madrid y otro en Barcelona”, anuncia. De hecho, recientemente el consejero delegado de la compañía anunció junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que la capital española ubicará uno de los hubs tecnológicos de Klarna, que se sumará a los de Berlín, Estocolmo y Milán. 

Sobre si se anunciará un acuerdo con Inditex, el responsable de Klarna en nuestro país afirma que espera que “no tarde en llegar”. La compañía ya trabaja con Inditex en otros países y asegura que España “está en el radar”.