Economía

Llenar el depósito cuesta un 28% más que hace un año mientras la gasolina y el diésel marcan precios de récord

Un ciudadano portugués llena su depósito en una gasolinera en Fuentes de Oñoro (Salamanca).

Un ciudadano portugués llena su depósito en una gasolinera en Fuentes de Oñoro (Salamanca). EFE

El 19 de octubre de 2020, un conductor que quisiera llenar el depósito de su coche en España pagaría a 1,323 euros de media el litro de Gasolina Sin Plomo 98, a 1,167 euros la 95 y a 1,033 euros el diésel. Un año más tarde, esos precios parecen un regalo. La imparable escalada del precio de los carburantes ha llevado la gasolina a máximos, y hoy el litro de Sin Plomo 98 ya se paga a un promedio de 1,656. La Sin Plomo 95 ha roto hoy la barrera del 1,50. El diésel se acerca a zancadas al 1,40.

La Gasolina Sin Plomo 98 cuesta hoy un 25,2% más que hace un año, según los datos del portal Diesel o Gasolina. Llenar un tanque de 50 litros ha pasado de costar 66,15 a 82,80 euros. La Sin Plomo 95 cuesta un 28,6% más y el mismo depósito ha pasado de 58,35 euros a 75,05. Y el de diésel de 51,65 a 68,70, un 33% de incremento.

En la última década, sólo en la primavera y el verano de 2012 se alcanzaron precios similares, aunque la media de los carburantes en este mes de octubre ya supera cualquier registro.

En Baleares, el litro de Gasolina Sin Plomo 98 ya está en 1,728. Y también se acerca a ese umbral del 1,70 en Vizcaya (1,696), Madrid (1,690), Burgos (1,686), Guipúzcoa (1,686), Málaga (1,685) o Gerona (1,684). En todos esos lugares, el combustible más caro del mercado había arrancado el año por debajo del 1,40 euros por litro.

Aun así, el precio de las gasolineras españolas sigue atrayendo a conductores portugueses, que en los últimos días han acudido en gran número a los surtidores de las zonas fronterizas en Extremadura y Salamanca, movidos por los precios en Portugal.

Los portugueses claman por la escalada del precio de los combustibles en el país, con la gasolina que roza los dos euros por litro en algunas zonas de Lisboa y unas perspectivas poco halagüeñas, ya que la próxima semana volverán a subir.

En la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno confía en que la situación sea coyuntural y fía su solución a que el precio del barril de petróleo caiga un 15% el año que viene. Un pronóstico que dista mucho del de los analistas del mercado, que prevén que el precio medio del barril de Brent el año que viene será similar al de este 2021.

El marco regulatorio en el que se mueve el petróleo tampoco invita al optimismo de cara al año que viene. El precio por emitir emisiones de dióxido de carbono en Europa se encuentra en máximos históricos, y está cerca de sobrepasar la cota de los 60 euros por tonelada. Arianna Fox, analista de renta variable europea de Schroders, explicaba recientemente en un informe que “la subida de los precios del carbono encarece la energía procedente de los combustibles fósiles».

El Gobierno confirma que habrá peajes por el uso de las autovías

Las noticias se acumulan para los conductores. Este mismo martes, el secretario de secretario general de Infraestructuras del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Sergio Vázquez, ha confirmado en un acto organizado por la Cadena SER que el Gobierno tiene la intención de cobrar por el uso de las autovías.

Vázquez se ha referido a un «sistema de tarificación» que grave el uso de las carreteras, según su argumentación, porque «no tiene sentido que haya este vacío y que el mantenimiento y la conservación de la infraestructura se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles, que tienen necesidades más urgentes como son las políticas sociales».

La secretaria de Estado del Ministerio de Transportes, Isabel Pardo de Vera, también aseguró el lunes durante un acto en Pontevedra que la implantación del peaje es «imperativo» y anunció que el Gobierno ya trabaja en el sistema de cobro para encontrar «una solución para el creciente déficit en conservación de la red de carreteras de alta capacidad».

Te puede interesar

Comentar ()