El VIII Informe “La financiación de la pyme en España” ha realizado un análisis de dos factores clave para la pequeña y mediana empresa: la internacionalización y la innovación. Hay un ligero crecimiento en el primero y, sin embargo, los datos muestran una menor intención de innovar.

Aumento de la internacionalización

El porcentaje de pymes que exportan ha subido desde el 7,7% de 2016 hasta el 8,8% al cierre de 2018. Aún así, viendo los datos al detalle, fue mucho mejor durante el primer trimestre en donde llegó al 10,5%. La disminución en el segundo semestre puede estar relacionada con la desaceleración que ha afectado tanto a las exportaciones como la economía internacional, por tanto no ha sido únicamente un problema de España.

En cambio sí que es más preocupante la bajada en materia de innovación que han sufrido las pymes en nuestro país, comparando también con las cifras de 2016. En aquel año se llegó al 20,1%, mientras que en 2018 el porcentaje se ha quedado en un 16,8%. Esto apunta a que es uno de los factores a mejorar, especialmente para poder competir mejor a nivel internacional.

Evolución de la facturación y previsiones en la pyme

Datos decrecientes también en cuanto al crecimiento a corto plazo de las pymes respecto al ejercicio anterior. El 47,1% de las pymes esperaban un aumento de facturación para el año siguiente al cierre de 2017, mientras que al finalizar 2018 sólo lo esperaban un 41,8%.

En donde suben los porcentajes es en las previsiones de las empresas a la hora de mantener tanto su situación estable como de decrecer. En el primer caso la cifra pasa de un 42,7% a un 44,8% y en el segundo de un 10,1% a un 13,4% de las compañías.

A pesar de estos datos, el crecimiento en la facturación media de estas pymes se ve reflejado también en el informe. Desde 2016 ha aumentado en 2 puntos el número de empresas que factura más de 600.000 euros, en 7,7 puntos las que facturan entre 300.000 y 600.000 euros (llegando a ser 686.333 pymes) y baja en 9,7 puntos (siendo ahora el 63,3%) las que facturan menos de 300.000 euros.

Además, también ha crecido el número de empresas (unas 55.000) respecto al año pasado. Al cierre de 2018 operaban en España 3.593.369 pymes. El 75,5% de ellas se dedican al sector servicios (25,1% al comercio y servicios personales y 23,9% dan servicio a otras empresas). El grupo que menos pymes engloba es el dedicado a Industria y Energía, con sólo el 5,7%.

De todos los sectores los que más aumentaron fueron los dedicados a los Servicios a Empresas, con 19.266 empresas más, y el de Educación, Sanidad, Cultura y Deporte, con la creación de 12.365 compañías. Por el contrario, los malos datos se concentran en Comercio y Servicios, con el cierre de 4.434 empresas (más la reducción de asalariados en un total de 10.100 pymes), y Agricultura con el cese de 800 pymes.

En cuanto a los tamaños de las empresas continúa la bajada de la mediana empresa. De hecho, el 95,3% de las pymes españolas tienen menos de 10 empleados. Concretando más, el 56% sólo cuenta con una persona empleada (el mayor porcentaje son autónomos) y el 39,3% son microempresas (de 2 a 9 empleados). La proporción restante la completan la pequeña empresa (de 10 a 49 empleados) con un 4,1% y la mediana empresa (de 50 a 199 trabajadores) con sólo el 0,6% del total.

Contenido elaborado por: Sego finance