El Covid-19 está afectando a todos los ámbitos de este país y eso, como es lógico, incluye al colectivo de los trabajadores autónomos. Muchos de estos profesionales se han visto obligados a cerrar sus negocios o están observando una bajada importante de sus ingresos.

Por todo ello, desde el Gobierno les han incluido en una de las medidas que permite el aplazamiento de la hipoteca, uno de los muchos gastos a los que se enfrentan cada mes. Pero esta norma no solo afecta al deudor principal, sino que los avalistas y fiadores de este también se podrán acoger a la misma a iguales condiciones del primero.

Como recogen en el análisis de Fiscal-Impuestos.com (portal del Centro de Estudios Financieros), para beneficiarse de este aplazamiento el profesional debe ver minorados sus ingresos o disminuidas sus ventas. En concreto esta bajada o caída deberá de ser, como mínimo, del 40 por ciento.

Dentro de esta nueva normativa para el aplazamiento hipotecario también se recogen los casos de los autónomos que hayan tenido que cesar su actividad. En este caso será preciso que dispongan del certificado correspondiente por parte de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, o por el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que llevaba a cabo su actividad.

Los trabajadores por cuenta propia afectados pueden solicitar ya estos aplazamientos desde el pasado 18 de marzo. El plazo se mantendrá abierto hasta 15 días después de finalizar la vigencia del Real Decreto-Ley correspondiente a estas medidas, que tendrá validez durante el tiempo que dure esta situación provocada por el coronavirus.

Contenido elaborado por: Sego finance