España | País Vasco

Desmantelan un asentamiento de 34 albaneses para colarse en el Puerto de Bilbao

logo
Desmantelan un asentamiento de 34 albaneses para colarse en el Puerto de Bilbao

Resumen:

Estaban ocultos en una de las laderas cercanas al puerto. Hacía días que estaban localizados. Vivían en 19 tiendas de campaña y esperaban el momento adecuado para colarse en las instalaciones portuarias para acceder de modo irregular a alguno de los barcos que a diario zarpan de la terminal vizcaína. La Policía Nacional desmanteló el pasado martes el campo ilegal que habían instalado y en el que se ocultaban 34 ciudadanos de origen albanés. En lo que va de año, la Policía Nacional ha identificado en el Puerto de Bilbao a un total de 800 personas con intenciones de colarse de modo ilegal en camiones que iban a ser transportados en algunos de los barcos.

Los cada vez más numerosos intentos de acceder de modo ilegal llevó a finales de 2017 a los resposnsables de la terminal a aprobar la construcción de un muro de hormogón de cuatro metros de altura. Sin embargo, la medida que no ha logrado que cesen los intentos de acceder al puerto.

Todos ellos se encontraban dispersos por una de las laderas del monte cercano a la terminal, y que se encuentra en suelo de titularidad pública y perteneciente al Puerto de Bilbao. El desmantelamiento del asentamiento se precipitó tras comprobar las condiciones de salubridad e higiene en la que se encontraban. De entre los 34 identificados, sólo tres fueron detenidos, al tener vigente un expediente de expulsión. Un cuarto ciudadano también fue arrestado al encontrarse en situación irregular. Para el resto, se decreto su puesta en libertad a la espera de la resolución de sus respectivos expedientes de expulsión.

No es la primera ocasión en al que la Policía desmantela un grupo de esta entidad en las cercanías del Puerto ni que sean mayormente de ciudadanos albaneses. En los últimos años se han producido varios casos similares.

Camino de Reino Unido

Se trata de personas que buscan una localización cercana al puerto para intentar encontrar el momento de evadir los controles policiales del acceso fronterizo para acceder de modo ilegal a caminoes, caravanas o contenedores que van a ser transportados en algunos de los barcos con destino al Reino Unido.

En realidad, el puerto de la capital vizcaína no está en Bilbao sino en la localidad vizcaína de Zierbena, donde los vecinos hace años que han comenzado a acostumbrarse a la presencia de estos inmigrantes. Todo comenzó siendo más bien anecdótico, allá por 2015. Hoy, dos años más tarde, se ha convertido en preocupante y en un inesperado quebradero de cabeza para las autoridades. En el Reino Unido comienzan a preguntarse qué sucede en el País Vasco para que desde hace más de un año los intentos de jóvenes inmigrantes para ocultarse en los camiones que transporta el buque de la compañía Brittany Ferries que comunica la costa vasca con la de Portsmouth se multipliquen.

En septiembre de 2017 medios británicos como ‘The Time’ o la ‘BBC’ visitaron Euskadi para informar sobre este fenómeno e intentar dar respuesta a este fenómeno. La televisión pública británica emitió un reportaje en el que se refería a la capital vizcaína como «el nuevo Calais». En el documento de la BBC varios jóvenes reconocían que llegar al Reino Unido desde Bilbao «es más fácil» o que incluso que desde el campamento de Calais (Francia) les habían recomendado esta ruta.

Los intentos de colarse como polizón camino de Porstmouth han pasado de 119 en 2015 a casi 1.800 en 2017

Cada semana el ferry que parte del puerto de Santurtzi realiza tres viajes (martes, miércoles y jueves) hasta Portsmouth.

Al comienzo de estos casos en la terminal vizcaína, en 2015, la Guardia Civil logró desbaratar 119 intentos de viajar de modo irregular entre la carga de los camiones. En menos de dos años el número de “intrusiones” detectadas en 2017 se disparó de modo muy importante hasta rondar casi los casi 1.800, según el registro de la Delegación del Gobierno en el País Vasco. Ahora, la delegación habla de 800 durante los diez primeros meses de este año.