España

La Iglesia reprocha a los líderes políticos el "espectáculo de enfrentamiento casi continuo"

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha reprochado el «espectáculo del enfrentamiento casi continuo de los líderes políticos» en medio de la segunda ola de la pandemia.

«Es de tal envergadura el trauma que está impactando sobre todos nosotros y tal el espectáculo del enfrentamiento casi continuo de los líderes políticos, que corremos el riesgo de dar pábulo a la desesperanza, alimentar una mirada excesivamente negativa sobre nosotros como país, hundir nuestra autoestima colectiva, dejarnos vencer por el pesimismo e incluso caer en la depresión cultural, hasta el punto de creer que somos incapaces de superar esta crisis y vernos como una sociedad sin futuro», ha advertido Omella.

Así se ha pronunciado el arzobispo de Barcelona este lunes 16 de noviembre en el discurso de inauguración de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), que se celebra durante toda la semana de forma semipresencial, ya que solo estarán presentes 38 obispos en la sede de Madrid y el resto participarán de forma virtual.

Omella considera que en estos momentos de emergencia sanitaria que afecta «con especial intensidad» a España es «importante no sembrar la desesperanza y no suscitar la desconfianza constante, aunque se disfrace detrás de la defensa de algunos valores».

«El que se ha equivocado, que pida perdón. El que ha caído en la corrupción que devuelva lo robado. En nuestro país debe haber espacio y tiempo para el arrepentimiento y para el perdón», ha subrayado el cardenal invitando a ser un «pueblo de esperanza». También ha alertado de los «brotes populistas irresponsables e ideológicos» que «tratan de colarse» y ha invitado a «reducir la crispación».

«No es momento de divisiones, no es momento para dejar que los brotes populistas irresponsables e ideológicos traten de colarse. Es el momento de la cohesión, de la cordialidad, de trabajar unidos, de mirar a largo plazo liberándonos del cortoplacismo de las elecciones o de la bolsa», ha subrayado.

Además, ha pedido «evitar tensionar más la sociedad política con cuestiones que no sean prioritarias o que requieran de un debate sereno y profundo».

«Ahora deberíamos centrarnos a encontrar soluciones que ayuden a salir a flote a las familias que se están hundiendo, a los empresarios que no tienen más remedio que cerrar sus negocios. Por tanto, es conveniente evitar distracciones inútiles y polarizadoras que no conducen a la solución de la grave crisis que nos afecta», ha insistido.

Comentar ()