El Banco de España ha puesto ya en marcha el procedimiento para la contratación de agencias de viaje que pongan a su disposición más de un centenar de apartamentos en diversos destinos turísticos de costa para que puedan disfrutarlo sus empleados la próxima temporada de verano, cuando ya teóricamente habrá un porcentaje mayoritario de población vacunada contra la covid-19. El coste supera el millón de euros, según se detalla en el anuncio previo publicado en la Plataforma del Sector Público.

El supervisor tramita esta licitación meses después de verse abocado a suspender la de la campaña estival 2020 debido a la pandemia. Cuando estaba elaborando la memoria de evaluación de las ofertas presentadas, el Gobierno decretó el primer estado de alarma para frenar la propagación del coronavirus. A ello se sumó la posterior «incertidumbre» sobre el desarrollo del proceso de desescalada y las medidas restrictivas de movimientos, lo que llevó al organismo a no adjudicar el contrato.

La suspensión del procedimiento se decidía después de que cuatro empresas (Halcón Viajes, Viajes Himalaya, Viajes Olympia Madrid e Isla Canela SA) hubieran presentado propuestas por uno o varios de los 15 lotes independientes en que se había estructurado el concurso. En concreto, los destinos turísticos costeros para los que se solicitaban ofertas eran Sanxenxo (Pontevedra); Vivero y Fox (Lugo); San Vicente de la Barquera (Cantabria); Llanes (Asturias); El Estartit (Torroella de Montgrí, Girona); Oropesa (Castellón); Denia y Calpe (Alicante); Gandía (Valencia); Torrox (Málaga); Barbate, Zahara de los Atunes y Costa Ballena (Cádiz) e Isla Canela (Ayamonte, Huelva).

El Banco de España presupuesta la misma cantidad que había reservado en 2020 para el alquiler de 123 apartamentos en seis destinos de costa

El Banco de España no ha publicado aún no los pliegos en los que se especificarán los emplazamientos en los que desea contratar este año los apartamentos, pero cabe deducir que el número de alojamientos será el mismo que el de 2020 (123 apartamentos, de ellos 103 de dos dormitorios y 20 de tres habitaciones) dado que el presupuesto de licitación es idéntico: 1.084.550,01 euros (impuestos incluidos). Las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta las 14 horas del próximo 2 de marzo.

Como viene siendo habitual, la ocupación de los apartamentos se establecerá previsiblemente para el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, repartiéndose en estancias quincenales entre los empleados del organismo que sumen más puntos atendiendo a su situación familiar, su rango dentro del Banco de España y la antigüedad.

Los apartamentos requeridos deben estar «completamente amueblados» y con cocina equipada con los electrodomésticos más habituales, así como contar con cubertería, vajilla y cristalería proporcional al número de personas que permita la capacidad máxima del alojamiento. También se demanda que tengan ropa de cama, baño y comedor, y que el inmueble esté dotado con un televisor de 22 pulgadas como mínimo, según se detallaba en el pliego de prescripciones técnicas que reguló la última licitación.

Avance de la vacunación

La jefa de la división de Administración de Recursos Humanos envió un informe el 17 de mayo en el que proponía que se acordara no adjudicar el contrato por concurrir «causas de interés público» a fin de contribuir a la «protección de la salud y seguridad de los ciudadanos». «La declaración del estado de alarma ha generado un escenario de incertidumbre sobre la duración de las diferentes fases del mismo y sobre las consiguientes limitaciones establecidas para el movimiento de personas entre provincias por razones de ocio», se detalla en el acta de la reunión que la mesa de contratación celebró el 22 de mayo y en la que acordó proponer al órgano de contratación que no se formalizara el encargo a ninguna de las agencias de viaje que habían concurrido.

España vuelve a estar en estado de alarma, pero las perspectivas para la próxima temporada estival son más favorables debido al avance de la vacunación. Las autoridades sanitarias insisten en que para el próximo verano ya estará inmunizado contra la covid-19 el 70 % de la población, lo que abre expectativas al sector turístico tras el hundimiento de la actividad que ha provocado la pandemia.