España

Montero mima a un descolocado PNV tras convertirse ERC-Bildu en socios preferentes

La ministra asegura que presentará nuevos presupuestos para 2023

Sánchez y Montero se abrazan tras ver aprobados sus segundos presupuestos generales Europa Press

Un día después de ver aprobados los segundos presupuestos del Gobierno de coalición, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha negado la mayor, esto es, que el Ejecutivo haya cambiado de caballo en mitad de la carrera y sustituido al PNV como socio parlamentario preferente, tal y como ha acontecido en la negociación presupuestaria.

En una entrevista en «La Hora de la 1» y ante la pregunta de si Bildu ha quedado elevado a esa categoría de socio preferente tras sumar sus cinco escaños a la mayoría del sí a los Presupuestos, ha objetado que «no diría yo que es un socio prioritario del Gobierno ni mucho menos».

Es más, Hacienda «siempre empieza pactando con el PNV que es el que garantiza la estabilidad y el que asegura el 100 pro cien de los proyectos» que pasan por la Cámara. Otra cosa es que luego «nos abrimos a otras fuerzas» pero el primer partido «con el que siempre negocia hacienda es el PNV y lo seguiremos haciendo en el futuro».

Pero el entusiasmo de la ministra contrasta con las renuencias expresadas en el proceso negociador por el partido jeltzale, hasta el punto de que fue el último en notificar el sentido de su voto. Para Montero demuestra que el PNV es «una formación muy profesional en términos de negociación. No son unos interlocutores fáciles, pero siempre da gusto pactar con una formación que es leal y cumple los acuerdos». Posiblemente no sea de la misma opinión el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, dado que los nacionalistas vascos apoyaron la moción de censura de Sánchez tan solo una semana después de imponer sus condiciones en los presupuestos de Cristóbal Montoro de 2028.

La ministra asegura que presentará nuevos presupuestos para 2023

El PNV, «propone cosas que benefician al País Vasco pero contribuyen las interés nacional. Las relaciones son cordiales y amables y para Hacienda siempre es la primera llamada», ha continuado la ministra glosando a los nacionalistas vascos

Además, ha desmentido que estas vayan a ser las últimas cuentas de la legislatura, algo que ya está muy asumido en Moncloa. Su intención es volver a conformar unas nuevas cuantas públicas para 2023, aunque todo apunta a una prorroga presupuestaria para ese año.

Te puede interesar

Comentar ()