Los catalanes suspenden con un 4,8 al gobierno de Pere Aragonés medio año después de acceder a la presidencia de la Generalitat. Es la nota media obtenida por el Govern en el primer sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) elaborado bajo el mandato de Jordi Muñoz (ERC), aunque la mayoría -un 60%-, aprueba al ejecutivo catalán.

El suspenso es especialmente llamativo en el caso de los votantes de JxCat, socio de la coalición del Govern. Pese a ello casi el 30% de sus votantes suspende la gestión del ejecutivo. De hecho la nota media, 5,26, y el porcentaje de quienes suspenden al ejecutivo es similar entre los votantes de Junts -que ocupa la mitad de las carteras del Govern- y los de los Comunes, el partido que más veces ha votado a favor de las propuestas gubernamentales en el Parlament, singularmente los presupuestos.

Por ámbitos, los catalanes suspenden al Govern en lucha contra el paro, políticas de vivienda y la administración de justicia. Por contra, las mejores notas las obtiene en promoción de la igualdad de género (6,3) y la promoción de la cultura (6).

El Gobierno también suspende

El Gobierno de Pedro Sánchez también suspende, con una nota media de 4,4 puntos. El 54% de los consultados aprueba al ejecutivo de PSOE y Podemos, que obtiene su mejor nota, un 5,8, entre los votantes del PSC. Solo socialistas y comunes aprueban al ejecutivo de Sánchez entre el electorado catalán, al que la CUP (2,9) da peor nota que Vox (3,1).

El sondeo no incluye intención directa de voto ni valoración de los líderes políticos catalanes porque el objetivo era, según su responsable, evaluar la gestión del Govern. En este ámbito, el 52% de los consultados cree que el ejecutivo de Aragonès «no sabe cómo resolver los problemas» de Cataluña, mientras un 43% cree que sí lo sabe, pero necesita tiempo. Solo el 2% cree que ya está resolviendo los problemas de los catalanes.

Medidas Covid

El sondeo, realizado entre el 25 de noviembre y el 15 de diciembre, cuando se impuso el pasaporte Covid, avala las medidas adoptadas por la Generalitat. Aunque no refleja la imposición de restricciones como el cierre del ocio nocturno y el toque de queda decretado desde el inicio de las vacaciones navideñas.

El sondeo incluye además nuevas preguntas, como la gestión privada de servicios públicos, que arroja algunas sorpresas. Así, en una comunidad en la que el Govern y sus socios tienden a cuestionar la colaboración público-privada, el 66% cree que las organizaciones privadas prestan servicios como la sanidad o la educación igual o mejor que la administración pública.