Economía | España

Imaz (Repsol): "No se puede meter el CO2 'debajo de la alfombra' enviándolo a China"

El consejero delegado de Repsol inaugura la construcción del 'hub de descarbonizacón' que albergará el Puerto de Bilbao y que permitirá la producción de combustibles sintéticos.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha asegurado hoy que en Europa se debe dejar de «meter las emisiones de CO2 debajo de la alfombra». Ha lamentado que las políticas de reducción en muchos casos se basen en delegar la producción de materiales y componentes a otros mercados, como el chino, «y eso no arregla el planeta»: «Tenemos que reducir el CO2 pero de verdad, no vale lo que estamos haciendo en Europa. Hay que descarbonizar en el conjunto del mundo. No puede ser que las emisiones se las mandemos a China, donde el sector del acero y el cemento ya emite más CO2 que toda Europa».

Imaz ha realizado estas manifestaciones durante el acto de colocación de la primera piedra del Hub de descarbonización del Puerto de Bilbao que impulsan Petronor, Repsol y Kutxabank. En el acto, que ha estado presidido por el lehendakari Iñigo Urkullu, Imaz ha defendido la necesidad de apostar por la industria y avanzar en el camino de la autosuficiencia en los procesos de reducción de CO2.

«Tenemos que descarbonizar la economía, reducir las emisiones de CO2 que contribuyen a que la tierra se vaya calentando», ha asegurado. Sin embargo, ha afirmado que no se trata de dar «saltos en el vacío» sino de hacerlo teniendo en cuenta que no toda la economía se puede electrificar y que el empleo de combustibles seguirá siendo necesario. Por ello, ha defendido proyectos como el Hub de descarbonización que hoy se ha puesto en marcha y que permitirá la producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde sin emisiones de CO2.

La planta contará con un áreas de producción de combustibles sintéticos, cuyos trabajos de construcción de prolongarán dos años. Además, se iniciará un proyecto de valorización de residuos urbanos con el objetivo de obtener energía baja en carbono.

Descarbonización y electrificación

«A veces asociamos descarbonización con electrificación y no es así. La electrificación sigue siendo importante», ha apuntado. Recuerda que procesos como los que se podrán llevar a cabo en el Hub de descarbonización son los que permitirán que «los aviones vuelen pero sin emitir CO2». Imaz ha recordado que la mayor parte de la sociedad «no se puede electrificar; los aviones, los barcos, los camiones, el sector del cemento… Por tanto, como van a seguir requiriéndose líquidos lo que debemos hacer es descarbonizar esos líquidos que requieren sus motores para que no emitan CO2″.

Ha explicado que refinerías como la de Petronor y otras han avanzado de manera importante para estar capacitadas para que los aceites vegetales, reciclados, las grasas animales o el hidrógeno permitan transformarse en combustibles que al no haber absorbido en su proceso CO2 no los emitirán, «eso es la descarbonización».

Ha defendido la necesidad de avanzar hacia una movilidad limpia pero hacerlo con una perspectiva social: «No podemos convertir la movilidad sostenible en una transferencia de renta de los pobres a los ricos». Ha lamentado que uno de los problemas sea hoy el envejecimiento del parque móvil en España, que de 2008 a la actualidad ha pasado de una antigüedad media de 8 años a los 13,6 años actuales: «La crisis ha dejado muchas heridas, como que la gente tenga dificultades para comprar un coche y tenga incertidumbres. No se pude ayudar sólo a determinados segmentos de coches que puedan comprar quienes más recursos tienen».

Te puede interesar

Comentar ()