Miguel Ángel Revilla, el actual presidente de Cantabria y secretario general del Partido Regionalista de Cantabria, acaba de confirmar que se presentará de nuevo a las eleciones para consolidarse como jefe del Gobierno de la comunidad por quinta legislatura.

Ha comunicado al comité ejecutivo del partido que con sus casi 80 años, está «bien de la cabeza» y «más o menos ágil, más que el presidente de Estados Unidos». En la rueda de prensa, que ha tenido lugar en la sede del partido, incluso ha llegado a mostrar sus informes médicos de nefrología, urología, radiología y cardiología que le consideran «plenamente capacitado para realizar la actividad. Ha recalcado que quiere «defender un poco la senectud» porque «hay personas de ochenta años que están bien».

Además, el líder del partido regionalista, que busca ampliar su liderazgo en el PRC, ha asegurado que su presencia será «determinante» y que le preocupa que en la noche electoral se cierre un pacto PP-Vox que lleve al Ejecutivo cántabro a la formación que lidera Santiago Abascal. Lo considera la única «línea roja» del PRC a la hora de cerrar un pacto. «Con Vox nos sería imposible», ha insistido.