Google, la mayor compañía publicitaria de internet puede estar desarrollando un ad-blocker (bloqueador de anuncios). En serio. Pero, ¿tiene sentido?

Según el Wall Street Journal la próxima versión para móviles de su navegador Chrome incluirá un sistema que bloqueará ciertos tipos de anuncios. Aunque parece una medida que va contra la mayor fuente de ingresos de la compañía, Google quiere bloquear los anuncios que considera más intrusivos (ventanas que se abren a pantalla completa, vídeos que se reproducen automáticamente con sonido…) para que la experiencia de navegación del usuario sea mejor. Espera así que a largo plazo no se vean tentados a instalar otros bloqueadores de anuncios de terceras compañías que podrían bloquear todos los anuncios, incluídos los de la compañía del buscador que sirve a través de su servicio adSense. Desde el pasado mes de enero además Google está penalizando ese tipo de banners publicitarios.

Google quiere bloquear los anuncios intrusivos sin penalizar los que vende a través de su plataforma adSense

Este movimiento en todo caso es muy polémico, y se circunscribe dentro de la batalla que la industria publicitaria ha iniciado contra los desarrolladores de bloqueadores de anuncios. La “Coalición para mejores anuncios” (The Coalition for Better Ads, en inglés), una asociación encabezada por Google y en la que participan también marcas y medios de comunicación no ha tenido reparos en comparar a las empresas que ofrecen bloqueadores de anuncios con asaltantes de autopistas, terroristas o vendedores de crack en varias ocasiones. Google puede bloquear los anuncios que no cumplan los estándares de “anuncio no intrusivo” definidos por la “Coalición para mejores anuncios”

Un bloqueador de anuncios además reforzaría la posición de Google en el mercado de publicidad digital,  un duopolio de facto que comparte con Facebook. Si el uso de su bloqueador se extendiese entre los usuarios también se convertiría en el arbitro que decida qué anuncios ve la gente.

Chrome es el navegador móvil más utilizado

Aunque la utilización de bloqueadores de anuncios se ha hecho muy popular en ordenadores, en móvil su uso no está muy extendido más allá de Asia. Y Chrome es el navegador móvil más utilizado del mundo, con una cuota actual por encima del 50%.