Se llaman Zhong Zhong y Hua Hua. Son dos macacos de cola larga que juguetean en el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shanghái, ajenos a lo importantes que son para la ciencia y la política. Son los primeros clones de primates fabricados mediante transferencia nuclear de células somáticas, es decir, la técnica que se usó para replicar la oveja Dolly en 1996.

El hito técnico, presentado el 24 de enero en la revista Cell, hace que sea una posibilidad real para los laboratorios realizar investigaciones con poblaciones personalizables de monos genéticamente uniformes.



Así están siendo los primeros días de vida de Zhong Zhong y Hua Hua en la Academia China de Ciencias de Shanhái y así es cómo fueron clonados. | Vídeo: Mario Viciosa, ACCS

 

«Hay muchas preguntas sobre la biología de los primates que pueden estudiarse teniendo este modelo», dice el autor principal Qiang Sun, director de la unidad de primates no humanos del Instituto. «Puedes producir monos clonados con los mismos antecedentes genéticos, excepto el gen que manipulaste. Esto generará modelos reales no solo para enfermedades cerebrales basadas en genes, sino también para el cáncer, el sistema inmune o los trastornos metabólicos, y nos permitirá probar la eficacia de los medicamentos para estas condiciones antes del uso clínico».

Zhong Zhong y Hua Hua no son los primeros clones de primates; el pionero fue Tetra, un mono Rhesus nacido en 1999 a través de un método más simple llamado división de embriones. Zhong Zhong y Hua Hua son el producto de la transferencia nuclear de células somáticas (SCNT): los investigadores extraen el núcleo de un óvulo y lo reemplazan con otro núcleo de células corporales diferenciadas. Este óvulo reconstruido se convierte en un clon de lo que sea que haya insertado.

Hubo muchos fallos antes de encontrar una forma de clonar con éxito un mono.

Los núcleos diferenciados de células de mono, en comparación con otros mamíferos como ratones o vacas, han demostrado ser resistentes a SCNT. Sun y sus colegas superaron este desafío al introducir moduladores epigenéticos después de la transferencia de núcleos. Funcionan como interruptores que activan o desactivan los genes que frenan el desarrollo embrionario. Los investigadores encontraron que su tasa de éxito aumentó al transferir núcleos tomados de células diferenciadas fetales, como fibroblastos, un tipo de célula en el tejido conectivo. Zhong Zhong y Hua Hua son clones de los mismos fibroblastos fetales macacos. También se usaron células de donante adulto, pero esos clones sólo vivieron durante unas pocas horas después del nacimiento.

Así se clonan monos como Dolly

Así se clonan monos como Dolly M.V. / Cell

«Probamos varios métodos diferentes, pero sólo uno funcionó», dice Sun. «Hubo muchos fallos antes de encontrar una forma de clonar con éxito un mono».
El primer autor del estudio, Zhen Liu, pasó tres años practicando y optimizando el procedimiento SCNT. Probó varios métodos para eliminar de forma rápida y precisa los materiales nucleares del óvulo y promover la fusión del núcleo donante y el óvulo hackeado.

«El procedimiento SCNT es bastante delicado, por lo que cuanto más rápido lo hagas, menos daño tendrá el óvulo, y el Dr. Liu tiene un pulgar mágico para hacer esto», dice Muming Poo, coautor del estudio que dirige el Instituto de Neurociencia del Centro CAS para la Excelencia en Ciencia del Cerebro e Inteligencia Tecnológica y ayuda a supervisar el proyecto. «Requiere mucha práctica. No todos pueden realizar el proceso de enucleación y fusión celular de forma rápida y precisa, y es probable que la optimización del procedimiento de transferencia nos haya ayudado enormemente a lograr este éxito».

Debate ético

Mono clonado Hua Hua

Mono clonado Hua Hua ACC

Los investigadores planean continuar mejorando la técnica, que también se beneficiará del trabajo futuro en otros laboratorios. Ahora monitorizarán a Zhong Zhong y Hua Hua para su desarrollo físico e intelectual. Los bebés-monete actualmente se alimentan con biberón y están creciendo normalmente en comparación con los primates de su edad. El grupo también espera que nazcan más clones de macacos en los próximos meses.

La industria utiliza monos actualmente para hacer ensayos preclínicos. La clonación podría reducir el número de ejemplares necesario.

En la actualidad los laboratorios usan legalmente primates en ensayos preclínicos de nuevos medicamentos. Los autores del estudio apuntan que los avances en clonación de monos puede suponer reducir el número de ejemplares utilizados en este tipo de investigaciones. En ningún caso se plantean la clonación humana, aunque sería teóricamente posible.

El laboratorio chino sigue estrictas pautas internacionales para la investigación en animales establecidas por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Pero Sun y Poo alientan a la comunidad científica a debatir sobre las prácticas que deberían o no ser aceptables cuando se trata de la clonación de primates no humanos. «Somos muy conscientes de que la investigación futura con primates en cualquier lugar del mundo depende de que los científicos sigan normas éticas muy estrictas», dice Poo.