Ciencia y Vida

El 80% de municipios en zonas de alto riesgo de incendios no tiene planes de emergencia

logo
El 80% de municipios en zonas de alto riesgo de incendios no tiene planes de emergencia

Urbanización en Cataluña incrustada en el monte. Pedro Armestre | Greenpeace

Resumen:

Protege el bosque, protege tu casa, bajo este título la organización ecologista Greenpeace ha publicado hoy un estudio en que desvela la falta de planes de prevención, emergencia y autoprotección contra incendios forestales en España. Entre otras causas, el informe señala que los montes españoles, en los que a menudo se insertan viviendas, son un auténtico polvorín para los incendios forestales.

Según los datos recogidos, el 80% de los municipios en zonas de alto riesgo de incendios no cuenta con planes de emergencia. El informe, elaborado en colaboración con Medi XXI, consultora especializada en ingeniería forestal y gestión de emergencias, destaca distintos grados en la planificación: prevención, emergencia y autoprotección. Doce comunidades autónomas (incluyendo Ceuta) obtienen una valoración deficiente o muy deficiente en su planificación. Entre ellas, destacan Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las provincias de León y Zamora, ya que sufren el 51,57% del total anual de los incendios. Aunque ninguna comunidad alcanza el nivel de planificación requerido, las Islas Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana son las que cuentan con planificaciones más avanzadas, pero todavía queda mucho por hacer.

La Ley de Montes, que regula la planificación de incendios a nivel autonómico y municipal, establece la obligatoriedad de las comunidades autónomas de elaborar planes preventivos en aquellas zonas declaradas zonas de alto riesgo de incendio. Además, la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil obliga a los municipios de alto riesgo a que tengan planes de emergencia y de autoprotección. Sin embargo, según los datos del informe, se incumple la normativa de forma casi generalizada en todo el territorio español.

según los datos del informe, se incumple la normativa de forma casi generalizada en todo el territorio español.

“En zonas susceptibles de sufrir terremotos, inundaciones o sequía, las instituciones y la ciudadanía se preparan para ello. Sin embargo, en España, un país con un elevado riesgo de incendios, seguimos sin ser conscientes de lo que esto supone”, ha señalado Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios de Greenpeace. Mejor gestión forestal y más autoprotección Cada vez hay más episodios de incendios forestales de altísima gravedad con desalojos masivos, pérdidas de bienes, personas fallecidas y miles de hectáreas calcinadas. En 2017, el 63% de los incendios producidos quedaron en menos de una hectárea afectada. Sin embargo, a pesar de representar menos del 0,5% en el número total de incendios, 56 grandes incendios forestales (GIF) fueron responsables de la destrucción de casi el 55% de las hectáreas quemadas. “El cambio climático y la evolución en los patrones demográficos han provocado que los incendios forestales ya no sean una excepción, sino la tendencia con la que la sociedad debe convivir, asumiendo el riesgo y, por tanto, la responsabilidad de poder mitigarlo”.

No es una situación única de España. Países como Portugal, Chile, Australia, Sudáfrica o Estados Unidos han sufrido grandes incendios de altísima gravedad en entornos altamente humanizados en los últimos años. Se trata de un problema ambiental que afecta a la seguridad nacional”, ha resaltado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España. El informe Protege el bosque, protege tu casa destaca que el riesgo de incendios forestales se debe gestionar en dos direcciones: por un lado, es fundamental una correcta gestión forestal, de forma que se protejan los bosques y a las personas que los habitan; por otro, es necesario que la ciudadanía proteja su vivienda, tomando medidas preventivas y de autoprotección.