// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos

Mural en memoria de David Bowie. EFE

Inteligencia artificial & Ciencia

David Bowie, el pionero de la Inteligencia Artificial en la música

En los años 90 David Bowie era uno de los ídolos musicales más grandes del mundo. Fallecido a comienzos del año 2016, Bowie dejó una importante herencia en forma de influencia sobre innumerables cantantes, pero también inició una tendencia que cada día tiene más adeptos.

El autor de Heroes fue uno de los pioneros en el uso de la Inteligencia Artificial en la música, sobre todo a la hora de la composición de versos. Es cierto que era una etapa muy inicial de una tecnología que ha evolucionado considerablemente desde entonces, pero no se le puede quitar el mérito de abrir la puerta a una práctica cada vez más común.

Bowie utilizó durante algún tiempo la aplicación Verbasizer, que él mismo desarrolló con “un amigo de San Francisco”. Se trata de una herramienta que era capaz de ordenar palabras de una base de datos para generar versos. Él mismo explicó cómo usaba la app en un documental publicado en 1997 y titulado Inspirations, en el que afirmaba que su proceso era “coger una frase, dividirla entre columnas y luego utilizar 20 o 25 frases diferentes para mezclar las palabras”.

“Acabas con un caleidoscopio de significados, temas, sujetos y verbos que acaban chocando los unos con los otros”, relataba en el documental, en el que reconocía que había utilizado Verbasizer para darle forma a estrofas de Hallo Spaceboy, incluida en el disco Outside.

Es cierto que Verbasizer no es más que un software que se dedicaba a reordenar palabras al azar, pero estamos hablando de 1995 y las cosas todavía no estaban ni mucho menos en el punto en el que nos encontramos ahora.

Esta técnica de mezcla de palabras en busca de la inspiración era algo a lo que Bowie recurría con frecuencia. Durante décadas utilizó el copia y pega, a veces incluso recurriendo a periódicos y revistas para sacar adelante nuevos versos de sus composiciones, a base de cambiar el orden de las palabras y cambiar el significado de las frases.

Herederos de Bowie

Más de 20 años después de la publicación de Outside, Bowie tiene un puñado de herederos que ha refinado el uso de la Inteligencia Artificial, aunque todavía tienen mucho en lo que trabajar para que la tecnología pueda componer música. Tranquilos, futuros músicos: a vosotros tampoco os va a quitar el trabajo un ordenador. De momento.

Los gigantes de la industria musical ya están peleándose por sacar adelante sus propias herramientas para componer melodías sin necesidad de la mano o la voz humana. En dicha competición hay pesos pesados como Spotify con su Creator Technology, IBM con Watson Beat, la nativa Amper Music…

Una inmensa mayoría de ellos se sirven del Deep Learning, una de las técnicas de Inteligencia Artificial que va más allá del simple Machine Learning. Se trata de darle al sistema una ingente cantidad de canciones de todos los estilos posibles, de forma que se capaz de identificar y señalar patrones con los que luego componer música que tenga sentido.

Por suerte, la base de datos musical es enorme, fruto de las aportaciones de millones de personas a lo largo de los últimos siglos, y los ingenieros tienen material más que de sobra para conseguir que la Inteligencia Artificial logre crear una sucesión de sonidos que acaben por formar algo escuchable.

Villancicos vía IA

A día de hoy, los motores de Deep Learning apenas han sido capaces de componer melodías muy simples que durante unos segundos tienen hasta su atractivo, pero que según se alargan van perdiendo calidad hasta ser algo difícil de escuchar.

Los que sí han conseguido componer una tonada en condiciones, y muy apropiada para las fechas navideñas, han sido los ingenieros y programadores de Made by IA, que han utilizado una red neuronal de Deep Learning componer un villancico.

Para ello han utilizado archivos Midi (las siglas de Musical Instrument Digital Interface) estándar que, mezclados de la manera adecuada, han convertido simples sonidos con mala calidad en un villancico de poco más de dos minutos de duración.

logo
David Bowie, el pionero de la Inteligencia Artificial en la música