Inteligencia artificial & Ciencia | Investigación

Así es la sangre que corre por tus huesos

Descubren infinidad de canales minúsculos desconocidos que recorren los huesos de animales

logo
Así es la sangre que corre por tus huesos
Vasos sanguíneos descubiertos en los huesos, aquí, en un roedor

Vasos sanguíneos descubiertos en los huesos, aquí, en un roedor

Resumen:

Anika Grüneboom se econtraba preparando su tesis doctoral en la Universidad de Erlangen (Alemania) cuando comenzó a estudiar los huesos de ratones de su laboratorio. Advirtió al profesor Mathias Gunzer de que estaba observando algo curioso en el recubrimiento óseo (periostio). La sangre fluía, pero a través de diminutos canales. Aunque los huesos son elementos muy duros, también tienen redes que distribuyen la sangre adonde se encuentra la médula ósea y en el exterior. Pero no se pensaba que hubiese una comunicación sanguínea tan densa. Los huesos están horadados por toda una red de canales que no se habían descubierto hasta ahora.



Nos metemos dentro de un hueso de ratón para ver sus vasos y capilares. Aquí vemos cómo consiguen hacer una tibia transparente para observar la red de canales que transportan la sangre desde la médula hasta la superficie y que conectan con el torrente sanguíneo. | Vídeo: Mario Viciosa / Nature


 


«Al igual que con todos los órganos, los huesos necesitan un flujo sanguíneo cerrado para estas funciones», explica Grüneboom. «Mientras que la sangre limpia se transporta a los órganos a través de las arterias, las venas transportan nuevamente la sangre usada. La estructura precisa de este torrente sanguíneo cerrado en huesos largos no estaba clara hasta ahor «. Esto explica que las fracturas óseas a menudo causan un sangrado grave. Sin embargo, las nuevas células sanguíneas también pueden salir de la médula ósea a través de este sistema de vasos y circular por el organismo, tal y como acaban de publicar en Nature.

Como «un tren subterráneo»

El grupo de investigadores ha encontrado miles de vasos sanguíneos previamente desconocidos en los huesos de ratones que atraviesan perpendicularmente a lo largo de toda la longitud del hueso compacto, el llamado hueso cortical. Los investigadores los han denominado vasos trans-corticales (TCV) por este motivo. Además, pudieron demostrar que la mayoría de la sangre arterial y venosa fluye a través de este sistema. Esto significa que el sistema es un componente central para el suministro de oxígeno y nutrientes a los huesos.

Además, los investigadores descubrieron que el sistema de vasos es utilizado por las células inmunes en la médula ósea para llegar al torrente sanguíneo. En el caso de enfermedades inflamatorias como la artritis, es especialmente importante que las células inmunitarias alcancen rápidamente la fuente de la inflamación. «Esta red de vasos sanguíneos en el hueso es similar a un sistema de tren subterráneo que puede transportar con éxito grandes cantidades de pasajeros rápida y directamente a través de barreras», explica Grüneboom.

Es sorprendente que aún podamos encontrar nuevas estructuras anatómicas en el siglo XXI

El profesor Gunzer agrega que «los conceptos anteriores sólo describían algunos canales arteriales únicos y dos canales venosos en los huesos. Esto es completamente inexacto y no refleja en absoluto la situación real. Es bastante sorprendente que aún podamos encontrar nuevas estructuras anatómicas en el siglo XXI que no se encuentran en ningún libro de texto».

El descubrimiento fue posible gracias a una combinación única de métodos de imágenes modernos. «Muchos de estos métodos fueron utilizados por primera vez por nosotros, como el llamado microscopio de fluorescencia de lámina de luz y 7 tesla de ultra alta resolución».

En el futuro, se planean estudios para investigar el papel de los vasos trans-corticales para la remodelación ósea normal y en enfermedades como la osteoporosis o tumores que metastatizan en los huesos.