El Veranillo de San Miguel que vive este fin de semana la Península y las islas se alarga hasta el próximo miércoles.

El tiempo estable y las temperaturas diurnas veraniegas se generalizará este fin de semana y se extenderá también durante la próxima semana en la mayor parte de la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha dicho que este «veranillo de San Miguel» estará marcado por temperaturas por encima de lo normal que en el valle del Guadalquivir llegarán a 35 grados centígrados, igual que en el interior de la Comunidad Valenciana y en el valle del Ebro, informa Europa Press.

Además, no se esperan lluvias en la mayor parte del país, ya que quedarán restringidas a Galicia, a donde el domingo llegará un frente y afectará a las Rías Bajas, así como al Cantábrico y este de Cataluña, donde varios frentes dejarán precipitaciones débiles y ocasionales.

Las temperaturas máximas subirán en el noroeste de la Península y bajarán en el área mediterránea el sábado y el domingo, mientras que subirán en las áreas cantábrica y mediterránea y se mantendrán sin cambios significativos en el resto de la Península.

El miércoles se registrará un descenso notable de las temperaturas que se recuperarán en la misma medida el jueves

En el resto del país el ambiente estará despejado, con pocas nubes, temperaturas más altas de lo normal y noches frescas en la meseta norte, que tendrá «grandes amplitudes térmicas» que pueden superar los 20 grados entre el día y la noche, ya que esperan mínimas de entre 5 y 10 grados centígrados y máximas de entre 25 y 30 grados centígrados.

La situación, según el portavoz, se prolongará toda la semana excepto el miércoles, cuando se registrará un descenso notable de las temperaturas que, sin embargo, se recuperarán en la misma medida el jueves.

En general, ha dicho que predominará un ambiente suave, de temperaturas moderadas de día y frescas de noche, excepto en la costa mediterránea donde «estarán cerca de alcanzar noches tropicales», y con algunas lluvias débiles y dispersas en puntos de Galicia, Cantábrico y de Baleares.

En cuanto a los vientos, el portavoz ha comentado que serán flojos en general y predominará la componente oeste. El resto de la semana aún hay probabilidad de precipitaciones débiles en Galicia y en el área del Golfo de Vizcaya. En el resto del país los vientos serán en general flojos.