Twitter ha hecho públicos los tuits con más interacciones en este año 2019. La plataforma de micromensajes ha recopilado las publicaciones más retuitetadas, las que más ‘Me Gusta’ han conseguido y las historias personales que han tenido un recorrido especial a través de esta red social.

El podio de de los más retuiteado lo ocupan Ibai Llanos, Rosalía y Jordi Évole. El primero, un «caster» de videojuegos profesional, hizo una publicación con un vídeo indicando una serie de consejos para «salvar la selectividad» como si fuera un entrenador deportivo.

El tuit de Ibai Llanos consiguió más de 100 mil retuits

La segunda posición la ocupa Rosalía con su famoso «Fuck Vox», que tuvo más de 90 mil retuits, le sigue en tercera posición Jordi Évole con un tuit que publicó el día de las Elecciones Generales que tuvieron lugar el 28 de abril en España, el periodista publicaba en su cuenta «El día que la extrema derecha movilizó a la izquierda».

Por otro lado, Iker Casillas y Luis Enrique, futbolista y entrenador de futbol respectivamente, han sido los que más ‘cariño y apoyo’ han recibido a través de esta red social. Fue el tuit de Iker Casillas en el que mandaba un mensaje de tranquilidad tras sufrir un infarto agudo de miocardio el que más «Me Gusta recibió en este 2019, un total de 781.000. Le sigue el comunicado en el que Luis Enrique anunciaba el fallecimiento de su hija. No solo de ‘haters’ está hecho el mundo Twitter.

Historias para contar

Destacan los tuits de las hijas de las dueñas de dos pequeños negocios, -una tienda de productos ecológicos en Cartagena o una pizzería en  La Trinidad-, que pedían ayuda para no cerrar los establecimientos de sus madres; o cómo miles de retuits lograron reunir a dos niñas de origen chino que compartieron orfanato y fueron separadas tras su adopción hace 17 años. 

Entre las historias que más han gustado en Twitter la naturaleza, el medio ambiente y los animales son protagonistas. Entre los que más «Me Gusta» han recibido figuran el reconocimiento a los esfuerzos de estos ciclistas que ayudaron a rescatar a un ciervo, el juego de un hombre con una beluga, o los sentimientos de un perro que acaba de ser adoptado. Por no olvidar el tuit de las lágrimas de emoción de un padre que recibe como regalo la camiseta de su equipo con el nombre de su hija futbolista en la espalda, o la emoción de un niño con parálisis cerebral, que por primera vez puede patinar gracias a los esfuerzos de su madre.