Septiembre es un mes de inicios y nuevas andaduras. Tras el ajetreado verano, la parrilla televisiva recarga las pilas, y de sus novedades nos da buena cuenta el FESTVAL de Vitoria. El pasado viernes era el turno de ‘BSO’, cuya segunda temporada fue presentada por Emilio Aragón.

El productor, actor, director, presentador, cantante* y todo lo que se te ocurra, no solo sorprendió por los elogios dedicados a su equipo que le han hecho muy fácil ponerse de nuevo delante de las cámaras, «Volver a ponerme delante de las cámaras es como montar en bicicleta, ósea eso es algo que no se olvida. Uno es algo un pelín oxidado, pero muy bien, sobre todo con la ayuda del equipo que he tenido que ha sido un equipo maravilloso, muchos los conocía de muchos años y de otros proyectos. Ha sido fácil, el aterrizaje ha sido fácil», explicó, sino también por abrirse en canal y realizar una de sus confesiones más íntimas y personales.

Poco dado a prodigarse en público y dar detalles sobre su vida familiar, Emilio Aragón no tuvo reparos a la hora de sincerarse y confesar lo a gusto que se encuentra en el papel de abuelo y lo que se entrega con sus nietos: «Es maravilloso, deseando volver para tirarme al suelo con ellos». Si ya nos ganó y caló hondo con su particular canción ‘Cuidado con Paloma’ y con su estilo desenfadado al frente de ‘Vip Noche’, con esta declaración Emilio Aragón nos ha llegado directo al corazón.