Gente

Olga Moreno, indignada, da un golpe sobre la mesa y rompe su silencio tras la ruptura de Antonio David y Marta Riesco

Olga Moreno, sin ganas de decir absolutamente nada sobre Antonio David y Marta Riesco

Olga Moreno, sin ganas de decir absolutamente nada sobre Antonio David y Marta Riesco EP

La ruptura televisada de Antonio David Flores y Marta Riesco se ha convertido poco menos que en un asunto de estado. Destrozada, la reportera anunciaba en directo el fin de su historia de amor después de que el excolaborador decidiese no acudir a su fiesta de cumpleaños, dejándola ‘compuesta y sin novio’ en su gran día.

«Llevo batallando muchísimo por esta relación y sinceramente, creo que no me merecía lo de hoy. Creo que en la vida no se puede luchar contra todo y frente a todo. Estoy muy harta de tirar de un carro en el que parece que solo estoy yo. Él no está aquí porque ha considerado que tiene que estar en otro sitio» explicaba dolida la periodista el pasado viernes, confesando que este ‘feo’ marcaba un antes y un después en su relación.

Desde entonces, las informaciones y los rumores se han sucedido a un ritmo vertiginoso, pero el motivo principal de la ruptura tiene para muchos un nombre y un apellido: Olga Moreno. Y es que según Ya es mediodía, la sevillana se habría enfadado mucho al enterarse de que Antonio David había mandado un ramo de rosas a Marta y tras una discusión en el domicilio familiar el excolaborador habría llamado a su novia para comunicarle que no iba a asistir a su fiesta. En en ese momento habría acabado con la relación, aunque ella – esperando un milagro de última hora confiando en el poder del amor – no lo hizo público hasta el viernes.

La revista Lecturas va más allá y este miércoles publica que Olga le habría dado un ultimátum a su exmarido, advirtiéndole que no podía posar con otra mujer – presentándola oficilamente como su pareja – si seguía casado con ella. Antonio David lo habría tenido claro y, anteponiendo los deseos de la sevillana, habría decidido no asistir al cumpleaños.

Se especula que el motivo del padre de Rocío Flores para no formalizar su divorcio no es otro que el juicio pendiente que tiene con Rocío Carrasco acusado de un presunto delito de alzamiento de bienes, ya que si Olga continúa siendo su cónyuge no se vería obligada a declarar en su contra.

Unas informaciones que la ganadora de Supervivientes, harta de estar en el punto de mira, ha desmentido tajantemente, dejando claro que ella nunca ha hablado y que, por lo menos por el momento, no va a hacerlo.

«Como sabéis, no me gusta entrar a desmentir o afirmar nada que tenga que ver con mi vida privada, pero dadas las circunstancias y que ya sobrepasan el límite de la lógica, me siento en la necesidad de hacerlo por mi misma» ha escrito Olga en sus redes sociales, dejando claro que nada tiene que ver con la información publicada por Lecturas: «Como habréis podido comprobar, hoy aparezco en una portada de una revista sin haberme prestado a ello y sin haber hablado absolutamente con nadie».

«He repetido muchísimas veces que no voy a hablar y pienso seguir en mi línea» ha añadido, asegurando que «si algún día decido hacerlo, seré yo misma quien salga a confirmarlo». Por último, Olga ha querido agradecer a sus seguidores «el apoyo que recibo a diario» y, para expresar su cariño, un «gracias de todo corazón», un «os amo» y tres corazones azules que, sin duda, son un claro guiño a la ‘marea azul’ que tanto la ha arropado en los últimos tiempos.

Te puede interesar

Comentar ()