En los aeropuertos conviene no tener nada que responder ante la pregunta «¿algo que declarar?». Mucho menos si llevas en el equipaje una bomba sin explotar recogida ilegalmente en una zona de conflicto.

Una familia norteamericana decidió esta semana ‘rescatar’ un artefacto explosivo de los Altos del Golán y tratar de subirlo a su avión de vuelta a Estados Unidos. Una circunstancia que provocó el pánico en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion, de Israel, que tuvo que ser evacuado después de que la seguridad del recinto advirtiera la presencia de la bomba.

La evacuación del aeropuerto provocó escenas de pánico, carreras e incluso un herido en una estampida que requirió asistencia hospitalaria.

Finalmente, según informa el Times of Israel, la familia pudo subir al avión, sin la bomba, que los artificieros certificaron que no tenía riesgo de explotar.