A juzgar por lo pletóricos que se pasean los populares por los pasillos de la Caja Mágica vestida de azul cualquiera diría que el PP goza de los mejores resultados de su Historia. Parece Oz: un reino reluciente y feliz ajeno al mundo exterior. Sólo les faltaba a los populares repartir a la entrada unos chapines de rubí.

En el anterior Congreso, el de 2012, gobernaba el PP con mayoría absoluta. Desde entonces ha perdido tres millones de votos y seis comunidades autónomas, pero Mariano Rajoy nunca ha estado tan tranquilo.

Bastante tiene Podemos con salir vivo del final de temporada de Melrose Place en Vistalegre

Ya nadie le disputa el liderazgo en el partido. Ni la sombra de José María Aznar ni la de una concejala del ayuntamiento de Madrid llamada Esperanza Aguirre empañan ya su poderío. El último resquicio del aznarismo que queda por aquí es la gente jugando al pádel en las pistas cubiertas de la Caja Mágica.

La oposición, desgarrándose en un tornado de batallas internas, tampoco preocupa a Rajoy. Bastante tiene Podemos con salir vivo del final de temporada de Melrose Place en Vistalegre y Susana Díaz con llenar el aforo de 2.000 personas del acto con alcaldes convocado el sábado en Madrid. Lo organizó la presidenta andaluza cuando hacer una demostración de fuerza dentro del PSOE aún parecía una buena idea.

En la Caja Mágica, sin embargo, todo va bien. Los temas que más división interna suscitan, superada la duda de la gaviota y el charrán, son la gestación subrogada y el aborto. Y Rajoy zanjará la discusión diciendo que él es un señor de Pontevedra. A los demás no les quedará entonces más remedio que ponerse de acuerdo sin hacer mucho ruido. Porque al señor de Pontevedra no le gusta el ruido.

Rajoy zanjará la discusión de la gestación subrogada diciendo que él es un señor de Pontevedra

Por lo demás, en Oz todo el mundo es feliz y nunca se habla de «Gürtel». Da igual que Anticorrupción haya pedido que se reabra el caso de la financiación irregular del PP y que nueve empresarios hayan reconocido que financiaron de manera ilegal el partido en Valencia. En la Caja Mágica nadie sabe nada de las Cajas B y la grada ovaciona a María Dolores de Cospedal cuando menta en su discurso la presunción de inocencia.

El Congreso del PP se celebra el mismo día que se anuncia la condena a prisión del jefe de la trama, Francisco Correa, y ya hay 11 condenados que afectan directamente al partido. Sí que tiene que ser mágica la caja para que todos se comporten como si Gürtel no tuviera que ver con ellos.

Sí que tiene que ser mágica la caja para que se comporten como si Gürtel no tuviera que ver con ellos

«La Justicia funciona y eso es importante y es una garantía para todos los españoles, pero ahora estamos en el Congreso del PP», ha dicho el vicesecretario de Organización del partido, Fernando Martínez-Maillo. Su predecesora en el cargo, Ana Mato, tendrá que declarar el lunes en el Tribunal que juzga Gürtel. También está citado el Partido Popular. Pero de esto tampoco se habla en la Caja Mágica.

El domingo Mariano Rajoy volverá a ser elegido por aclamación. Y el lunes al PP le tocará salir de Oz camino de los tribunales.