En las últimas semanas, la parte trasera del «milagro chileno» quedó expuesta al mundo. De un momento a otro, se pudo observar, que detrás de la fachada de crecimiento económico, reducción de la pobreza y la estabilidad democrática, había insatisfacción por la desigualdad, el abuso de poder y la corrupción.

Para seguir leyendo Regístrate GRATIS