Por lo que se refiere a la política catalana y a los cálculos electorales, es evidente que el cambio del cabeza de lista para los comicios de 14 de febrero, Salvador Illa por Miquel Iceta, es un acierto tanto de Pedro Sánchez como del ubicuo Iván Redondo, además de una prueba de la generosidad del líder del PSC.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate