Todo empezó con bitcoin. Un artículo publicado en 2008 por Satoshi Nakamoto, de quien no se sabe su identidad verdadera, cambió, sin siquiera saberlo, el sistema financiero mundial. 

Empezó con un valor de alrededor de un céntimo de euro hasta llegar a los 50.000 euros por bitcoin el pasado marzo. Un crecimiento notable solo superado por el crecimiento de Ethereum, Binance o Jobchain.

Bitcoin, está basado en tecnología blockchain. ¿Qué es esta tecnología? Es sencillamente un sistema que permite la ejecución de transacciones entre cualquier persona sin la necesidad de un intermediario. 

¿Cuáles son las ventajas del blockchain?

  1. La red bitcoin funciona 24 horas; una red de “mineros” se encarga de verificar las transacciones de la red y trabajan sin descanso para verificar y almacenar todas las transacciones que ocurren en la red en cualquier momento.
  2. Cualquier ciudadano puede crear una cartera de bitcoin de forma anónima. 
  3. Hay un número limitado de bitcoin: 21 millones. No se podrán emitir más. Esto plantea una ventaja con relación a la divisa tradicional. Mientras que hay cada vez más euros o dólares, sólo podrá haber 21 millones, ni uno más. Es decir, los ciudadanos no perderán poder adquisitivo como ha ido ocurriendo en los últimos años, sino que adquirirán más. 

¿Por qué es tan importante?

Esta tecnología plantea la posibilidad de una libertad financiera absoluta frente al control impuesto por las élites financieras. Su uso está creciendo exponencialmente. 24 horas funcionando, es anónimo y transparente.

El dinero físico, poco a poco, desaparecerá, y únicamente con un dispositivo móvil, cualquiera podrá gestionar sus fondos sin que ninguna entidad pública o privada pueda intervenir.  Casi 1.700 millones de personas sin acceso a cuenta bancaria, tendrán la capacidad de tener acceso a servicios financieros y a infinidad de servicios descentralizados y sin posibilidad de censura: buscadores, dominios descentralizados, como el Ethereum Name Service o servicios de contratación y búsqueda de empleo.

La naturaleza de la tecnología la hace imparable frente a cualquier mecanismo legal que se quiera imponer sobre ésta»

¿Podrán regularla los gobiernos?

La respuesta es sencillamente una: no. La naturaleza de la tecnología la hace imparable frente a cualquier mecanismo legal que se quiera imponer sobre ésta. Como consecuencia, los gobiernos paulatinamente se verán forzados a adoptar esta tecnología frente a la tradicional y a encontrar mecanismos para incentivar a los ciudadanos a pagar impuestos y así hacer sostenibles a los países.

¿Cuáles son los proyectos con mayor proyección?

  1. Ethereum (ETH): Ethereum es una red descentralizada de código abierto con funcionalidad de contrato inteligentes. Ether es la criptomoneda nativa de la plataforma. Es la segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado, después de bitcoin. Ethereum es la tecnología más empleada del mercado. Su valor se ha multiplicado por 4.000 desde su creación en 2016.
  2. Jobchain (JOB): Jobchain es una plataforma que ofrece servicios descentralizados, como la contratación de personas. Ofrece a sus usuarios la capacidad de encontrar trabajo en cualquier lugar del mundo mientras reciben su salario en criptomonedas. El valor de la criptodivisa, JOB, se ha multiplicado por 1.000 desde su creación en 2019.
  3. Chainlink (LINK): Chainlink es una red descentralizada que proporciona datos del mundo real a contratos inteligentes. Los contratos inteligentes son acuerdos previamente especificados en la cadena de bloques que evalúan la información y se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones. LINK se ha multiplicado por 30 desde su creación en 2019.