Leer las secciones de política y economía en los periódicos se ha convertido en aquella caja de bombones del ya mítico Forrest Gump: nunca sabes lo que te va a tocar. Ayer, sin ir más lejos me desayuné con estupor la noticia de que los funcionarios no tendrán que hacer trabajo presencial mas que dos días a la semana a partir de enero.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate