Crece la preocupación por la falta de Gobierno, según el CIS, pero todavía son pocos los españoles que se sienten directamente afectados por el bloqueo institucional. Un 11,6% de la sociedad nombra este asunto entre los principales problemas que afectan a España, pero sólo un 5% lo incluye entre los tres con más impacto en su vida diaria.

De hecho, el bloqueo institucional es sólo el 10º problema en importancia en esta escala. Le superan el paro (37,7%), la economía (23,6%), la corrupción (13,7%), la sanidad (11,5%), los políticos (11,3%), la educación (11%), las pensiones (7,6%), la calidad del empleo (7,3%) y los problemas de índole social (5,6%).

La preocupación, en este caso, va por barrios y hunde sus raíces más en la derecha que en la izquierda, aunque sean los votantes de En Marea quienes reconozcan un mayor perjuicio directo en sus vidas por la falta de Gobierno: un 11,5%. Les siguen los de Ciudadanos (9,4%) y el PP (6,9%).

Por contra, sólo un 5,2% de los simpatizantes del PSOE reconocen alguna influencia del bloqueo en su día a día, pese a que sea esta formación la más influyente a la hora de repetir o evitar un nuevo proceso electoral. En el caso de Unidos Podemos, únicamente un 3,7% de su base electoral admite preocupación por este tema.

Esta diferenciación se aprecia especialmente si se atiende a los datos obtenidos al cruzar las respuestas con la autoubicación ideológica. En la extrema izquierda, la preocupación por la ausencia de un Ejecutivo con plenos poderes ronda el 3%, mientras que entre los más radicalmente situados a la derecha aumenta hasta el 12,5%.

El paro, principal preocupación

En cualquier caso la falta de Gobierno preocupa, le afecte o no, al 11,6% de los españoles, en contraste con el 6,4% del barómetro de julio. Ya le superan sólo la sanidad, los problemas de índole económica, los políticos en general, la corrupción y el paro, que vuelve a ser el mayor quebradero de cabeza para la sociedad española.

No obstante, también aquí se nota el efecto revitalizador del verano sobre el mercado laboral. Un 71,6% nombra la falta de empleo entre los tres principales problemas del país, un porcentaje aún altísimo, pero que desciende en relación al 75,6% de la oleada de julio, el 75,3% de la de mayo y el 78,6% de hace justo un año.

El dato de preocupación por el paro (71,6%) es el menor desde noviembre de 2008 (71,5%)

Este dato de percepción global es, de hecho, el mejor desde la oleada del CIS de noviembre de 2008, cuando se situó en el 71,5%, sólo una décima por debajo de la cifra dada a conocer este miércoles. De entonces a hoy, el Centro de Investigaciones Sociológicas pinta el cuadro de una España muy diferente. En 2008, ETA, el terrorismo y la inseguridad ciudadana eran una preocupación para el 33,1% de la población. En 2016, la inseguridad ciudadana sólo afecta al 1,9% de la sociedad, por ETA ya no se pregunta y el terrorismo internacional apenas inquieta al 1,2% de los españoles.

Pesimismo general y optimismo particular

Pese a la mejorada percepción sobre el paro, el CIS refleja el pesimismo de la sociedad con respecto al devenir económico del país. De hecho, el 64,7% cree que la situación en España es mala o muy mala en este sentido, en comparación con el ínfimo 4,3% que opina que es buena o muy buena.

Y, según nuestra percepción, vamos a peor. El 81% de los españoles cree que la situación económica se ha mantenido o empeorado durante el último año y sólo un 17,2% vaticina que mejorará en los próximos 12 meses.

Sin embargo, los encuestados parecen separar sus caminos de los del conjunto del país. Así, el 84,4% de los cuestionados por el CIS afirma que su posición económica personal es regular, buena o muy buena y el 80% esperan que se mantenga o mejore en el próximo año. Sólo el 7,5% es pesimista sobre su futuro, en comparación con el 22,8% que pinta negro el futuro, pero del resto.

Consulte aquí los resultados completos del CIS, realizado entre el 3 y el 12 de septiembre:

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab