En el Brexit lo dejaron claro, un 62% de sus votos eran en contra de la salida de la Unión Europea. No había pasado mucho tiempo desde su referéndum, en el que parte de la población se había quedado en Reino Unido para poder seguir perteneciendo a Europa.

La inesperada, y cercana, salida de Inglaterra de la Unión abrió en junio la posibilidad de convocar un nuevo referéndum que volviese a dar poder a los escoceses sobre su futuro. Ahora, Nicola Sturgeon ha puesto fecha al primer paso para celebrar esta segunda votación. Según la BBC, la líder escocesa ha asegurado que la semana que viene empezará con los procedimientos necesarios para llevar a cabo esta nueva consulta.

«Considero que Escocia tiene el derecho de decidir sobre su futuro y que tiene que hacerlo antes de que Reino Unido abandone la Unión Europea», ha comentado según la cadena de noticias. Y ha añadido que confirma que la próxima semana se publicará el proyecto para poder llevarlo a cabo.