La Policía Nacional está investigando si los dos jóvenes detenidos en Madrid como presuntos yihadistas planeaban cometer un atentado en las próximas fechas, han señalado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. Los dos jóvenes detenidos por agentes de la Brigada Provincial de Información de Madrid tienen entre 18 y 25 años y responden a un perfil «extremadamente peligroso», lo que ha motivado su arresto inmediato.

Ambos integraban una célula terrorista de segunda generación, es decir, son de nacionalidad española pero de origen marroquí, que, según las fuentes, empleaban una cabaña situada en el barrio de Vallecas cerca de la autovía de Valencia (A3) como punto de reunión con otros presuntos yihadistas. Junto a este registro, en el que los agentes están empleando una excavadora, la Policía está practicando otras cuatro inspecciones, entre ellas los domicilios de los detenidos.

Las fuentes han confirmado a Efe que la Policía ha hallado ya cuatro cargadores y más de una treintena de cartuchos de kalashnikov. La detención, llevada a cabo este miércoles, se ha realizado bajo la dirección del juzgado número 1 de la Audiencia Nacional.

Interior ha recordado que, desde 2015, año en el que se elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 175 terroristas yihadistas.

El Ministerio también recuerda que, a través de la iniciativa Stop radicalismos, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad posibles casos de radicalización en su entorno.