ERC ha garantizado hoy que no dará «ningún paso atrás» en la convocatoria del referéndum, pese a que el Consejo de Garantías Estatutarias ha considerado inconstitucional la partida en los presupuestos para esta votación porque la Generalitat no tiene «margen de actuación» para convocarlo de forma unilateral, tal y como informa EFE.

En una entrevista concedida a Catalunya Informació, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha afirmado hoy que se «alegra» por el contenido del dictamen del Consejo, que no es vinculante, porque, según su valoración, «no ha puesto en duda» ninguna de las partidas presupuestarias necesarias para celebrar el referéndum.

Encontraremos las vías para hacer el referéndum

«No habrá ningún paso atrás porque las partidas, los euros dedicados a organizar el referéndum, están absolutamente avalados por el Consejo de Garantías Estatutarias. Estamos tranquilos porque los presupuestos están avalados, las partidas para el referéndum avaladas y los compromisos políticos que el Consejo no quiere valorar los mantenemos firmes hasta el final. Encontraremos las vías para hacer el referéndum», ha prometido la dirigente de ERC y portavoz adjunta del grupo de JxS en el Parlament.

En un dictámen unánime, el Consejo ha determinado que la disposición adicional 31 del proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2017, que prevé una partida para el referéndum independentista, es contraria a la Constitución y no está amparada por el Estatut.

La jurisprudencia constitucional no reconoce a la Generalitat la potestad de regular

Según el Consejo, esta disposición «no supera el test de la adecuación constitucional y estatutaria porque, actualmente, la jurisprudencia constitucional no reconoce a la Generalitat la potestad de regular ni de convocar una consulta refrendaria sobre el futuro político de Cataluña».

«Como derivación de esta premisa -remarca el Consejo-, (la Generalitat) tampoco puede prever en su legislación presupuestaria una habilitación o autorización para una gasto de dinero público en relación con una competencia que no tiene atribuida o de la cual no es la titular reconocida».

El Consejo insiste que ni la Constitución ni el Estatut otorgan a la Generalitat «ninguna otra facultad en la materia de consultas refrendarias que la de la iniciativa de solicitud al Estado de la autorización para su convocatoria».

Escenario normativo diferente

Por este motivo, remarca que los presupuestos se tienen que ajustar «al marco jurídico vigente en el que se inserta en el momento de ser aprobada, sin que puedan tener cabida cláusulas que incorporen un eventual contenido que no está reconocido, como es el caso, al órgano político o ejecutivo concernido».

Según el Consejo, si se produjese un «escenario normativo diferente», fruto de una reforma de la legislación orgánica o una autorización estatal para la realización de algún tipo de consulta refrendaria en Cataluña», la leyes presupuestarias ya disponen de los «mecanismos idóneos que facilitarían» al gobierno catalán la dotación económica suficiente para poderlo acometer.

En cambio, el Consejo sí que avala las partidas presupuestarias sobre procesos electorales y consultas populares y de participación ciudadana.

Rovira ha denunciado que los partidos de la oposición hayan hecho declaraciones que ve «incendiarias» a partir de este dictamen, dando incluso por finalizada la legislatura. «Estamos muy tranquilos», ha remarcado la dirigente de ERC, que no obstante no ha precisado si van a retirar o modificar la disposición impugnada por el Consejo.