La Guardia Civil que investiga “la trama de sobornos” del 3% en Cataluña ha encontrado una relación entre el empresario Xavier Tauler, ex consejero delegado de Copisa, con Luis Bárcenas. En unas anotaciones de su agenda aparece una referencia en la que este directivo iba a informar en el comité ejecutivo de esta sociedad en el 2008 de las directrices dadas por el entonces tesorero del grupo parlamentario del PP Francisco Villar, que ha fallecido, para ponerse en contacto con su sustituto, Luis Bárcenas.

Los investigadores explican al juez de el Vendrell Josep Bosch que las agendas intervenidas a este constructor en su domicilio, en octubre del 2015, ponen de manifiesto “la más que cuestionable práctica habitual” de Tauler “de intermediar ante autoridades y funcionarios públicos con influencia y poder decisorio” sobre adjudicaciones de obra pública a las que se presentaba Copisa. La mayoría de sus gestiones están vinculadas con “cargos electos” de CDC, pero también alude “a otras autoridades de ámbito estatal cuyo favor pudiera requerir”.

Contactos con los tesoreros del PP

En este sentido, en una de sus agendas aparece una referencia “Socorro 22-10” escrita en mayúsculas y subrayada que, según la guardia civil, se puede referir a la cita que Tauler tenía concertada con Socorro Fernández Larrea, directora general de Copisa, el 22 de octubre del 2008.

En este encuentro hablaron sobre “el concierto de un contrato de asesoramiento con un tal Francisco Villar” y con “una empresa relacionada con éste que no estuviera vinculada al Estado”. Los agentes sostienen que esta persona es Francisco Villar García-Moreno diputado del PP por Madrid desde el 2004 y tesorero del Grupo Parlamentario de este partido entre otros cargos.

Cinco días más tarde, el 27 de octubre del 2008, aparece otra anotación en la que refleja como uno de los temas a tratar “en una futura reunión” del Comité Ejecutivo de Copisa, “las directrices dadas por Villar orientadas para poner en contacto” a Tauler y Copisa “con el que fuera tesorero del PP”, Luis Bárcenas.

Pagos en B

Asimismo, en la misma página de la agenda aparece otra anotación de unos pagos de 100.000 euros “efectuado por Zamora”, cuya identidad es desconocida, “a cuenta de 4 calzadas”. De este pago, “según refiere” el empresario, 50.000 “habrían sido percibidos en B”.

Los investigadores han encontrado una justificación a estas anotaciones al localizar la resolución de la Secretaría de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento en la que se anuncia la adjudicación de obras para la construcción de un tramo de la autovía de la Plata denominado Salamanca-Cuatro Calzadas que fue adjudicado a Copisa por un valor de 39.995.000 euros.

Por ello, la Guardia Civil sostiene que los pagos en B a los que aludió Tauler en sus anotaciones “pudieron ser aportados por una subcontrata, mercantil o ente público participe en dicha obra” que fue ejecutada entre los años 2006 y 2007.

Se da la circunstancia de que en los llamados papeles de Bárcenas aparecen dos anotaciones de Copisa. Uno del 11 de marzo de 2003 de 100.000 euros con un saldo de 270.920 euros. Y otra del 6 de mayo del mismo año por el mismo importe y con una anotación de “debe 200.000 euros”.

Fotos con Mas

Además, este empresario, según la información remitida por las autoridades andorranas, tenía varias cuentas abiertas en el Principado en las que llegó a tener un saldo de 1,6 millones de euros en el 2010 aunque a julio del 2015 solo le quedaban 2.061 euros.

Xavier Tauler saluda a Artur Mas.

Xavier Tauler saluda a Artur Mas.

Además, en su teléfono móvil aparecen dos fotografías en una recepción de Artur Mas con varios empresarios entre los que está el ex director general de Copisa y que fueron tomadas el 15 de diciembre del 2014.

La instrucción del 3% recoge a lo largo del sumario el funcionamiento de lo que denomina “una trama de sobornos” de empresarios a cambio de adjudicaciones públicas. Sin embargo, no todos los empresarios sucumbieron a esta extorsión. Dos ellos, que tienen la condición de testigos protegidos, acudieron a la Fiscalía anticorrupción en noviembre del 2016 para denunciar las amenazas que habían recibido de la mano derecha de Artur Mas, Germà Gordó.

Las amenazas

Uno de estos testigos explica que entre el 2006 y el 2007 le convocaron en el despacho de Mas en la sede de CDC y que este le dijo: “A partir de ahora todas las adjudicaciones han de ser a través de Gordó”. Sin embargo, este empresario no cumplió esta orden por lo que unos años más tarde el actual diputado en el Parlament le manifestó: “Tú no obedeces. Ahora a quién no obedeces es al President, a ver qué va a pasar”. Se da la circunstancia de que Mas llegó a la presidencia en el 2010.

Por su parte, el otro testigo aseguró que en una entrevista con el alcalde de Alcarrás, Gerad Serra, este le dijo que tenía que hablar con Grau (Josep Grau ex diputado del parlament). Y también le comentó: “Josep si queréis hacer algo más con el Gustavo en las tierras de Lleida, tenéis que tratar con Gordó”. Por ello, se entrevistó con la mano derecha de Mas en el Parlament y este “le confirmó que tenía que hablar con él para pactar las condiciones”. Este testigo no consiguió “trabajo” en Lleida al desobedecer estas consignas.

Nueva investigación

La Fiscalía anticorrupción dio plena credibilidad a estos testigos y pidió al juez que protegiera su identidad ante el “temor a una represalia de los organismos públicos bajo la influencia” de Gordó. Y también para evitar “que se ponga en peligro” su integridad “física o patrimonial”.

El juez les otorgó esta condición para evitarles “detrimentos graves en el ámbito profesional” y para garantizar “su sosiego”, ya que sus declaraciones afectan a personas aforadas “que han tenido y siguen teniendo relevancia pública”. Por su parte, la fiscalía advierte que estas declaraciones junto a “datos periféricos comprobables” darán lugar “a una nueva investigación por la posible comisión de delitos por parte de terceros”.