El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, tendrá que pagar una multa de entre 10.001 y 25.000 euros por la contratación irregular de su asistente personal, un hecho que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha valorado como una infracción «muy grave», según el expediente provisional adelantado por el Heraldo de Aragón. Según dicho informe, el dirigente de Podemos, que es miembro de la ejecutiva estatal y secretario general de Podemos en Aragón, mantuvo sin contrato ni Seguridad Social a su asistente durante dos periodos: desde septiembre de 2011 hasta junio de 2012 y desde marzo de 2015 hasta abril de 2016, cuando ya ocupaba cargos en el partido morado y ya era diputado en las Cortes aragonesas.

La sanción se aplica sobre el segundo episodio, puesto que el primero habría prescrito, y la propuesta de multa es la mínima reglada para las infracciones muy graves, que pueden ascender a los 187.515 euros. En un comunicado difundido a través de su canal de Telegram, Echenique carga contra el medio que publica la información y le acusa de dar la noticia con el objetivo de «intentar tapar las cloacas rebosantes del Partido Popular».

El secretario de Organización de Podemos también ha anunciado en su página de Facebook que recurrirá la multa propuesta por la Inspección de Trabajo por desacuerdo ante lo que considera una injusticia: «Pagaría (la multa) sin ningún problema si la considerase justa. Sin embargo, creo que este no es el caso, fundamentalmente por dos motivos, y por eso he recurrido el expediente, que aún no es definitivo«, señala el escrito.

Echenique alega que era una «relación entre autónomo y cliente» y que «la obligación con la Seguridad Social era suya»

El primer motivo que alega es que «desconocía que esta persona estuviera cobrando el desempleo» y que,»hasta que me dijo que él ya no podía asumir la cuota, yo pensaba que estaba dado de alta como autónomo y atendiendo a sus obligaciones con la Seguridad Social». La segunda razón que da es que «discrepo de que se tratase de una relación entre empresa y trabajador». Así, Echenique culpa al trabajador de no estar dado de alta como autónomo en la Seguridad Social y asegura que era su responsabilidad: «Entiendo que se trataba de una relación entre autónomo y cliente (muy similar al caso de un fisioterapeuta) y, por ello, entiendo que la obligación con la seguridad social era suya y no mía».

Otro de los argumentos que esgrime el dirigente morado es que su caso supondría una «enorme injusticia» para las familias con personas dependiente. «Cabe añadir que es muy probable que haya decenas de miles de familias aragonesas y quizá centenares de miles de familias españolas con un dependiente en su seno y en la misma situación», continúa el escrito. «En mi opinión, una interpretación tan restrictiva de la ley como la que se me aplica en el citado expediente supondría una enorme injusticia para muchas de estas familias».

En este sentido, señala que tiene «la enorme suerte de poder pagar la multa aunque ello suponga una parte importante de mis modestos ahorros», pero asegura que  «la dependencia suele aumentar considerablemente el riesgo de pobreza» y insta a «no sentar un precedente injusto contra tanta y tanta gente humilde», al tiempo que adelanta que utilizará «todos los medios legales a mi alcance para demostrar el error».